Edición Impresa

Familiares de víctimas de Salta 2141 piden una pensión al Estado provincial

Entre los reclamos y planteos, figuró el pedido de una asistencia, una especie de pensión, para los familiares que por diferentes razones quedaron “improductivos” después de la tragedia.

Sábado 24 de Mayo de 2014

El gobernador Antonio Bonfatti recibió ayer a familiares víctimas de la explosión de Salta 2141 durante una reunión en la que repasaron el petitorio que habían elevado al mandatario meses atrás. Entre los reclamos y planteos, figuró el pedido de una asistencia, una especie de pensión, para los familiares que por diferentes razones quedaron “improductivos” después de la tragedia.

   Después de más de una hora reunidas, ambas partes calificaron como “positivo” al encuentro sostenido ayer por la tarde en la sede de la Gobernación. Y se comprometieron a seguir trabajando en la agenda planteada por los familiares, quienes sostuvieron algunos cuestionamientos a la gestión de determinadas áreas del gobierno provincial posteriormente a la explosión.

   Los familiares reiteraron frente al gobernador críticas hacia el Poder Judicial y le solicitaron que reclame al Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas) para que dé explicaciones públicas a la sociedad a cuestionamientos que van mucho más allá de la reciente multa que le aplicó a la compañía. “¿Cuánto van a dar la cara las autoridades del Enargas?”, se quejaron.

   También a la provincia le reclamaron mayor control sobre la concesión del servicio.

   Respecto a Litoral Gas, los familiares no limitaron las críticas por lo ocurrido en calle Salta, sino que parece empezar a gestarse, poco a poco, un espacio por el que canalizan los problemas en el servicio de gas que tiene un centenar de edificios hoy en Rosario y los vecinos en general.

   A través de la ministra de Desarrollo Social provincial, Mónica Bifarello, quien ofició ayer de vocera del gobernador, se señaló que la reunión de ayer “es una continuidad” del trabajo que viene realizando la provincia desde hace nueve meses cuando ocurrió la explosión. Y que el encuentro respondió a planteos que personalmente los familiares querían hacerle al gobernador.

   Además de Bifarello también participó del encuentro el ministro de Salud, Jorge Drisun, quien se llevó quejas referidas a la asistencia psicológica y física a los damnificados.

   En ese contexto, los familiares pidieron una especie de pensión para aquellas personas, con relación directa a los 22 muertos, que debido al impacto de la tragedia quedaron “improductivas”.

   Los familiares insistieron ayer con el pedido de un encuentro con la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, para exponerle varios de los reclamos y pedidos expuestos a Bonfatti.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario