Edición Impresa

Familiares de las víctimas de Salta y Balcarce escracharon a los imputados

El dolor no cesa. Menos en estas fechas de fin de año. Tampoco cesan sus pedidos de justicia, sus ruegos para que la ciudad se siga sumando a su lucha y sus marchas.  

Sábado 07 de Diciembre de 2013

El dolor no cesa para los familiares de las 22 víctimas de Salta 2141. Menos en estas fechas de fin de año. Tampoco cesan sus pedidos de justicia, sus ruegos para que la ciudad se siga sumando a su lucha y sus marchas. Anoche, se organizó la quinta, a cuatro meses del derrumbe tras la explosión de gas que sumió a Rosario casi en un duelo eterno. Y fue coptada por el espíritu navideño: los familiares armaron árboles luminosos con fotos, expusieron una gran estrella donde la gente dejó mensajes con fibrones y organizaron un brindis al pie de Tribunales.

La caminata desde Salta y Oroño hasta los Tribunales provinciales tuvo esta vez características particulares: fue menos concurrida que otras (aproximadamente una cuadra), pero contó con la adhesión de mucho público a puro bocinazo y aplauso en varias esquinas. Y fue encabezada, como siempre, con las fotos de las víctimas, pero también con los nombres y cargos de los más de diez imputados que ya tiene la causa. Uno de los familiares dijo anoche que la noticia de "último momento" es que una de esas personas acusadas era el esposo de una funcionaria provincial de primera línea y pidió que si eso es así, "no fuera motivo para detener las investigación del caso", a cargo del juzgado de Instrucción Nº 10.

Familiares, parientes y vecinos estuvieron allí con carteles, pancartas y remeras con las caras de las víctimas. Pero a todos ellos se sumaron apoyos variopintos. El coro de la Universidad Católica Argentina (UCA) entonó un villancico en la esquina de la tragedia. Se recibieron varias casmisetas de jugadores de fútbol, como los internacionales Lionel Messi y Ezequiel Lavezzi, y varios de Rosario Central y Newell's para subastar y juntar fondos. También se acopló a la concentración de ayer un grupo de mujeres que, desde el día de la explosión, se juntan, de lunes a viernes, a las 20, en la esquina de sudeste, a rezar el Rosario y enviaron una carta al Papa pidiendo su oración. Y hasta concurrió un bombero que trabajó durante la tragedia (ver aparte).

Acciones. A pesar de la tristeza y el desgarro, los familiares no paran de agradecer y de organizar acciones en favor de conservar la memoria de sus muertos y pedir Justicia.

Esta vez agradecieron el apoyo de varias empresas, de los psicólogos que les siguen prestando ayuda, del bar Malos Conocidos (de Oroño y Salta) y del club de la comunidad israelita que les cede sus instalaciones para reunirse. Y solicitaron que la gente adhiera con su firma al pedido para que en el lugar de la explosión no se construya más que un memorial en homenaje a la víctimas (las planillas están en Malos Conocidos).

También adelantaron que en la próxima marcha, que será el Día de Reyes, tienen pensado entregar juguetes. "Tenemos un mes para juntarlos. No a la impunidad, sí a la Justicia, desde la infancia", exclamaron en un cerrado aplauso.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS