Edición Impresa

Falta de mérito para una chica por su participación en un homicidio

Tiene 18 años y le imputaban de manejar la moto desde la cual mataron a Leonardo Balbuena el 1º de octubre del año pasado.

Jueves 20 de Marzo de 2014

Una chica de 18 años que había sido acusada del crimen de Leonardo Balbuena, un joven que en octubre pasado manejaba su moto Honda Tornado por calle 24 de Septiembre al 1700 cuando fue atacado a tiros desde otra moto, obtuvo la falta de mérito y recuperó la libertad al no surgir evidencias en su contra. Hasta ayer la incriminaba la declaración en sede policial de una testigo, pero esa mujer más adelante atenuó sus dichos al hablar en Tribunales.

La resolución fue dictada por el juez de Instrucción Luis María Caterina en favor de Brenda Natalí P., quien había sido detenida el 2 de octubre pasado por el crimen ocurrido un día antes en el barrio Itatí Norte. La chica fue acusada de conducir la moto en la que otro pibe, menor de edad, iba como acompañante y disparó al menos cinco veces cuando quedaron a la par de la moto que manejaba Balbuena, quien viajaba con otras dos chicas que sólo sufrieron golpes por la caída del rodado. Un adolescente apodado "Chucky" se presentó en Tribunales a los diez días y quedó a disposición de un juzgado de Menores como el supuesto tirador.

Venganza. Balbuena, de 21 años y conocido como "Leito" o "Enano", circulaba la medianoche del primer día de octubre de 2013 por calle 24 de Septiembre al 1700 a bordo de una Honda Tornado y acompañado por dos chicas. Antes de cruzar calle Italia, una Yamaha YBR roja se le puso a la par y quien iba como acompañante de ese rodado le disparó con una pistola calibre 11.25. La víctima, que vivía en barrio La Lata y tenía varios antecedentes penales, recibió cinco impactos y murió camino al Hospital de Emergencias.

La mecánica llevó a los pesquisas a encuadrar el caso como una venganza. Y los nombres de los supuestos atacantes llegaron casi de inmediato los investigadores: testigos señalaron a Brenda como quien manejaba la moto y a Chucky como el que disparó. Ese asesinato, incluso, motivó horas después otros ataques a tiros en el barrio aunque sin víctimas fatales.

"Yo no fui". En la casa de Brenda la policía secuestró una Yamaha YBR roja y negra por lo que la chica fue acusada de manejar la moto en la que iba el tirador. "Soy inocente de lo que me están acusando. No tengo nada que ver y no conozco al chico muerto", declaró la joven. Y explicó que "el día del hecho estaba acostada en mi casa con mi hija, mi amiga que vive a dos cuadras de casa, mis cuñadas y mi prima". En cuanto a la incautación de su moto, la mujer reconoció: "Sí, me llevaron una moto de mi casa, pero es negra. Y no soy novia de Chucky ni tampoco le presté la moto ese día. Lo conozco del barrio desde hace unos tres o cuatro meses".

En otra parte de su declaración, la chica admitió conocer de la escuela a Florencia, una de las dos jóvenes que acompañaban a Balbuena al momento del ataque mortal. El juez Caterina consideró que la declaración de esta joven ante la policía, en la cual incriminaba a Brenda, resultó "el único elemento probatorio firme" en contra de la imputada, pero luego la testigo modificó su declaración en Tribunales.

Un sólo testimonio. "Puede dudarse si su versión dubitativa en sede judicial pudo ser rectificada por temor o por una más serena aproximación a lo ocurrido", analizó el juez. Y evaluó que de todos modos se trata de una situación "explicable por el contexto de temor y la falta de medidas de protección eficientes para testigos". Con este único elemento, la fiscalía planteó que las pruebas reunidas en contra de Brenda eran insuficientes para atribuirle responsabilidad penal y el juez se pronunció en ese sentido.

Así, Caterina resolvió dictarle la falta de mérito por no haber elementos de prueba en su contra, aunque la investigación sigue y la medida no deja aún a la joven completamente desvinculada de la causa penal.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS