Edición Impresa

Falleció un general estadounidense durante un tiroteo en Afganistán

El agresor abrió fuego contra oficiales en una academia de entrenamiento militar. Es la baja de mayor rango desde octubre de 2001.

Miércoles 06 de Agosto de 2014

Un general de Estados Unidos murió ayer en un ataque perpetrado por un hombre en uniforme afgano contra una academia militar en Kabul en el que resultaron heridos otros 15 militares. El general fallecido sería el oficial de mayor rango estadounidense que ha perdido la vida en Afganistán desde el comienzo de la campaña militar internacional en ese país, en octubre de 2001.

Se trata del general de división Harold Greene, quien se encontraba estacionado en Afganistán desde enero. El Pentágono había confirmado la muerte de un general, pero no su identidad. "Es un día terrible, una tragedia terrible", dijo el portavoz del Pentágono, John Kirby. "Presumimos que el atacante era un soldado afgano", señaló el vocero, que dijo que aún deben investigarse las circunstancias del incidente.

El ataque, perpetrado por un hombre que vestía un uniforme militar afgano, también dejó heridos a otros 15 militares, entre ellos un general de brigada alemán, que está fuera de peligro, según el Ministerio alemán de Defensa en Berlín.

Según el diario The New York Times, el militar estadounidense fue abatido a corta distancia dentro del centro de adiestramiento militar. Una fuente afgana dijo que el incidente se produjo después de una disputa entre un soldado afgano y los oficiales extranjeros que lo habían entrenado.

El portavoz del Ministerio de Defensa afgano, Zahir Azimi, informó que el atacante, "un terrorista que vestía el uniforme del Ejército Nacional", fue abatido por soldados afganos. El ataque se produjo durante una reunión de militares de alto rango de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) con mandos afganos.

El presidente afgano, Hamid Karzai, condenó el ataque y dijo que se trató de un acto "cobarde de los enemigos de Afganistán", que quieren impedir el fortalecimiento de las instituciones.

La academia, situada en el área de Qargha, a 10 kilómetros de Kabul, está dirigida por fuerzas británicas y se dedica al adiestramiento de oficiales afganos. En los últimos años hubo varios ataques de este tipo en Afganistán. El sitio web estadounidense Long War Journal indicó que fueron 88 desde comienzos de 2008, la mitad de ellos en 2012. "Afganistán sigue siendo una zona de guerra", dijo Kirby, quien consideró que es imposible eliminar completamente la amenaza de estos ataques internos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario