Edición Impresa

F1: Un aficionado filmó lo que la TV no quiso mostrar del accidente de Bianchi

Un hermetismo casi total rodea al piloto francés de Marussia, por lo que lo único que se sabe es que permanece grave. Pero las horas fueron develando la mecánica del impacto y mostrando lo que la FIA ocultó.

Martes 07 de Octubre de 2014

El mundo de la Fórmula 1, y su entorno, obvio, cruzan los dedos o rezan, como dijo el ganador del Gran Premio de Japón, Lewis Hamilton, para que Jules Bianchi sobreviva al terrible accidente que sufrió el domingo en Suzuka. Un hermetismo casi total rodea al piloto francés de Marussia, por lo que lo único que se sabe es que permanece grave. Pero las horas fueron develando la mecánica del impacto y mostrando lo que la FIA ocultó: su enorme responsabilidad. Como suele ocurrir, tuvo que ser un video casero el que desnudara los errores cometidos. Tantos, que ya se creía como uno importante que el galo se estrellara con banderas amarillas en ese sector, cuando se supo en realidad que lo hizo con ¡bandera verde! Es decir, con tránsito liberado.

La transmisión oficial, que a la Argentina llega por Fox Sports, no permitió ver lo que ocurrió en la curva 7, un giro después del despiste de Adrian Sutil. Por supuesto, las imágenes están, porque el accidente del Sauber se vio con lujo de detalles, así como a la grúa saliendo de una calle colectora para ir a retirar el vehículo. Pero se obviaron las de la siguiente salida de pista, la de Bianchi. Al observarlos luego a través de un video aficionado se puede entender que hieran la sensibilidad del espectador, pero no habría sido el único motivo ni el principal. Es que la secuencia mostró con claridad que el despiste del Marussia se produjo con bandera verde, sin que hubiera sido sacado aún el auto del alemán.

Ya estaba en discusión si los comisarios deportivos de la FIA no hubieran debido, no ya ondear las banderas amarillas en el sector alertando a los demás pilotos de circular con precaución y evitar sobrepasos, sino sacar el auto de seguridad hasta retirar el Sauber de Sutil golpeado contra la protección de neumáticos, cuando el video casero muestra que 12 segundos antes del impacto de Bianchi, ya se había dado el vía libre con bandera verde en esa curva 7. Es más, pese a la gravedad de la situación, no fue sino hasta 1m 19 segundos después de que volvieron las amarillas acompañadas con el cartel "SC", que se volvieron a cambiar.

Conclusión: la grúa estaba retrocediendo con el Sauber colgando y tirado con sogas por dos auxiliares para mantenerlo equilibrado en el aire y no había llegado siquiera a meter la cola en la calle auxiliar (estaba delante de la protección de gomas), cuando se permitió acelerar de nuevo a fondo en el sector. Doce segundos después, el Marussia de Bianchi llegó a toda velocidad e impactó contra la parte trasera de la máquina, al punto que la hizo mover de tal manera que el auto de Sutil volvió al suelo. Los únicos que la sacaron barata fueron los auxiliares, uno de los cuales se dio cuenta un segundo antes de la situación y pareció largar la soga, evitando el efecto látigo que pudo ser letal.

Y para completar el desconcierto, no fue sino hasta un minuto y 19 segundos después que se repusieron las banderas amarillas, acompañadas ahora sí por el safety car y la ambulancia, que tardó 40 segundos en llegar. Es decir, dos minutos después del accidente. Tampoco quedó clara la explicación de la FIA sobre por qué no se usó el helicóptero para el traslado. Primero se dijo que era por las condiciones meteorológicas y luego por la presión intracraneal en la cabeza de Bianchi. No se sabe si esa demora en llevarlo al hospital pudo tener un efecto negativo también.

Lo cierto es que, después de más de dos décadas sin lamentar una víctima en un fin de semana de Gran Premio luego de la muerte de Ayrton Senna, la Fórmula 1 ruega que la seguidilla no se corte. La FIA sobre todo, que tan bien trabajó desde el deceso del brasileño para mejorar las condiciones de seguridad pero que sin dudas tuvo una gran responsabilidad en la suerte de Jules Bianchi.

Desgracias en el equipo Marussia

La desgracia parece haberse enquistado en el equipo Marussia. En julio de 2012, la piloto de pruebas española María de Villota estrelló su auto contra la rampa de un trailer, a la salida de boxes del circuito de Duxford donde hacía unas pruebas. Golpeó su cabeza como Bianchi el domingo y estuvo grave mucho tiempo, perdiendo el ojo derecho. Se recuperó pero un año y medio después falleció por las secuelas del accidente.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario