Edición Impresa

Expertos evalúan las características de la personalidad de Matías Capozucca

El Poder Judicial estudia si adelanta habilitarlo a sacar el carné. Está condenado por la muerte de Ursula Notz y Nayib Abraham y haber dejado postrada a Carla Alfaro.

Sábado 04 de Octubre de 2014

Matías Capozucca se sometió ayer al test de Rorschach —se utiliza para evaluar principalmente la personalidad— con el firme propósito de volver a sacar el carné de conducir. El examen forma parte de las medidas dispuestas por la justicia para determinar si lo habilita o no antes del 18 de noviembre de 2015, fecha en la que vence la condena de diez años de inhabilitación para manejar que le dieron por haber causado la muerte de dos jóvenes y haber dejado postrada a otra tras un tremendo accidente. En 2005, alcoholizado, estrelló el auto que conducía a 115 kilómetros por hora contra un árbol en Parque Norte.

Capozucca entró junto con su padre a la Dirección de Tránsito para la entrevista con el gabinete psicofísico de la Dirección de Tránsito municipal, de la cual formó parte también como veedora delegada de la asociación civil Compromiso Vial (dirigida por Mónica Gangemi, mamá de Ursula Notz, quien murió junto con Nayib Abraham en el accidente), la psicóloga María Pía Lesgart y la perito policial que grabó el encuentro.

Al término de la entrevista, Capozucca salió corriendo del edificio protegido por cuatro "amigos" que en realidad oficiaron de patovicas, convocados por su familia al ver que no recibirían de la Dirección Tránsito ningún trato distinto al de cualquier ciudadano que se somete a un examen psicofísico en esas oficinas públicas.

Los "amigos" bloquearon tras su paso, con empujones y gritos, la salida de los periodistas hasta que Capozucca subió a la Amarok 4x4 del padre, quien rápidamente apretó el acelerador para irse del lugar.

Casi en ese mismo momento su hermano Maximiliano, quien se quedó en el lugar y enfrentó la situación, cuestionó ante al cronista de LaCapital el trabajo periodístico, y dijo que este medio no entendía el sufrimiento de su familia. Instantes después, en un diálogo más calmo y profundo, escuchó las preguntas que se le buscan hacer a su hermano. Y pareció comprender que muchas otras familias también están sufriendo.

El examen psicofísico realizado ayer a Capozucca por Silvia Hidalgo y Claudia Casá, para saber si está apto o no para conducir, será elevado al juzgado Correccional Nº 9, a cargo de Héctor Núñez Cartelle. El magistrado solicitó esta medida y ahora deberá definir los próximos pasos, fundamentalmente si disminuye o no la inhabilitación que pesa sobre el condenado hasta noviembre de 2015.

"La requisitoria de este tipo de test es habitual", reconoció ayer el director de Tránsito, Gustavo Adda. Los inhabilitados, una vez transcurrida la mitad de la condena, tienen el derecho de solicitar una reducción de su pena.

De considerarlo apto, el juez podría permitir a Capozucca avanzar con los exámenes teórico y práctico para sacar el carné antes de finalizar su condena. "Nosotros no determinamos los tiempos de la inhabilitación, eso lo hace el Poder Judicial", aclaró Adda.

Lesgart consideró que "de por sí no nos negamos a que Capozucca tenga el derecho de poseer el carné, más allá del pensamiento personal que puedan tener los familiares, pero nos parecía importante que esto no quede como un simple trámite, porque no es un carné común".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario