Edición Impresa

Expertos afirman que "para 2016 hay buenas expectativas"

El economista ve el año próximo como una período en el que los agentes económicos estarán a la espera. Se quejó de la regulación a bancos

Domingo 26 de Octubre de 2014

“La gente tiene buenas expectativas a partir de 2016”. Así explicó el economista Orlando Ferreres, titular de la consultora que lleva su nombre, el comportamiento de la inversión interna bruta que desde ese lugar miden regularmente. “Están viendo cómo se pasa 2015 y esperan para ver qué pasa”, dijo en referencia a las empresas.

   Ferreres precisó que la inversión interna bruta está cayendo 4% ó 5% este año. “No es una gran caída, pero es menor a 2013”, dijo. También se mostró preocupado porque “está cayendo la calidad de esa inversión”, agregó ya que se trata en gran parte de bienes “no reproductivos”, como acondicionadores de aire y celulares, pero no de desembolsos para montar una fábrica. Esto ocurre, en buena parte, porque “está limitada la importación de maquinarias y equipos por los dólares, de manera tal que hay resquemor de ponerse en un proyecto y que en el medio no pueda entrar lo que se necesita para llevarlo adelante”.

   —¿Como será 2015?

   —En 2015 se tienen que ahorrar dólares, salvo que se arregle lo que falta de la deuda con los holdouts y ahí se libere el swap de China y Rusia, y Wall Street quiera prestar 4 mil ó 5 mil millones de dólares . Algo que podría hacer tranquilamente y con ganas porque los bonos que colocan ellos están al 3% ó 2%, algunos al 0,6%, y otros incluso están negativos porque están en francos suizos. Colocar un bono al 8 o 10% ó también al 6% acá es para ellos es un gran negocio. Eso podría aliviar mucho la situación. Pero ahora Vanoli (Alejandro, el presidente del Banco Central) dijo que van a encontrar un camino de negociación a partir de enero, sería recomendable, muy recomendable, nosotros consideramos que sería positivo.

    —¿Eso impactará en las expectativas? 

   —Sí, igual también se generaron en junio cuando se dijo que se había arreglado todo y hablo el ministro Axel Kicillof y dijo “no arreglamos nada”. La gente ve esto como el cuento del pastor y el lobo A lo mejor ahora viene el arreglo, pero han perdido credibilidad en lo que dicen y la gente quieren ver para creer.

   —¿Qué deberá hacer entonces el próximo gobierno?

   —Tiene que hacer un rebalance macroeconómico. Y tiene que después hacer cambios estructurales en el sector publico muy grandes. Es como el gasto de una empresa. Con estos gastos fijos no pueden competir, tienen que achicar ese gasto fijo. Pero tampoco puede mandar la gente al desempleo. Hay que crear como primera medida puestos formales, muchos en todos lados para que ocupen a la gente e ir sacando gente de sectores que no son tan productivos y pasarlo a sectores productivos. Con más empresas habrá menos desempleo. Sin empresa no hay ocupación.

   —¿Ven señales de resentimiento en el empleo?

   —Hay un poco más de desempleo. Había 1,6 millón en diciembre de 2013 urbano y rural y ahora estimamos al cierre del año 1,8 millones tomando todo. O sea que serían 200 mil personas que perdieron el empleo en este año. Si hay recesión, lo más común es que no tome a nadie nuevo y además saque a algún empleado. Pero el desempleo no está integrado sólo por los despedidos, si no además lo que no consiguieron entrar al mercado laboral. Eso suma 200 mil personas más. Esto, además, en un contexto en el que bajó la población económicamente activa por efecto desaliento.

   —¿La industria y la automotriz en particular siguen deteriorando el indicador general de actividad?

   —Sí. La automotriz está dando por debajo promedio de industrias. Pero ahora se sumó el sector bancos y actividad financiera que venía creciendo al 15% en terminos reales y está cayendo al 7% un 8% en términos reales. La industria lleva siete meses caída y coincidimos con la UIA y Fiel en eso.

   —¿El cambio de ciclo en el sector financiero a qué se debe?

   —En primer lugar empezaron a regular todos los bancos. Tasa de interés máxima activa, tasa de interés mínima. La tasa de interés no puede ser menor al 87% de las Lebac . Si me ponen un techo y me suben el piso, ¿para qué voy a estar trabajando?. Además, está la regulación porque toda la tenencia en dólares de los bancos obligan a que se las vendan al gobierno al tipo de cambio oficial. Empezaron a complicarse las cosas y hay muchos impuestos dentro del sistema financiero. Se cobra 8% de ingresos brutos sobre tasa activa. Además, dentro de la tasa activa, se cobra por el que no paga. Con lo cual el que paga, le paga al que no pagó porque, de lo contrario, los bancos quiebran.

   —¿Hay algún otro sector luz alerta?

   —La construcción porque sigue el cepo en el mercado inmobiliario. No se hacen muchas operaciones. Lo que se había empezado se siguió pero como no hay ventas nuevas porque la venta se obtiene del que vende algo para comprar otra cosa. Si el tipo no puede comprar no compra y se para. El cepo está matando a la actividad inmobiliaria y por tanto a la construcción privada.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario