Edición Impresa

Ex convicto preso por una jugosa salidera bancaria a un jugador de Central

Tiene 26 años y burló las salidas transitorias del penal de Coronda. Le imputan el robo de $ 120 mil al jugador canalla Jesús Méndez, ocurrido el 27 de octubre.

Domingo 06 de Enero de 2013

Un ex convicto de 26 años que se había evadido de la cárcel de Coronda en septiembre de 2010 fue detenido y acusado de ser uno de los delincuentes que el 27 de octubre asaltó al jugador canalla Jesús Méndez frente a su departamento de Moreno al 100 bis. Los ladrones, que aquel día se movían en una moto, se llevaron dos sobres en los que el volante de Rosario Central llevaba, según su denuncia, 120 mil pesos en efectivo. El detenido tiene tres pedidos de captura y quedó a disposición del juez de Instrucción Hernán Postma, quien investiga el asalto al futbolista.

"Dame los sobres o te quemo la nena". Cuando Jesús Méndez escuchó esa frase en boca del ladrón que empuñando una pistola lo increpó frente al edificio en el que reside, se dio cuenta de que no había nada que hacer. El futbolista le dio al ladrón los dos sobres con dinero que había retirado poco antes de un banco céntrico y agradeció a Dios que la escena se cerrara tras la entrega del efectivo. Para los pesquisas, el delincuente que se bajó de la moto, encaró al futbolista y lo amenazó con matar a su pequeña hija fue Nelson Gastón C., de 26 años, el convicto detenido el viernes por efectivos de la Brigada de Investigaciones en inmediaciones de calle Unión al 2800, en el barrio La Cerámica.

Una mala semana. La última semana de octubre no había sido la mejor para Jesús Méndez. Central no conseguía atesorar las victorias que le permitieran mirar el futuro con buenos ojos y el futbolista se preparaba junto a sus compañeros del plantel para subirse a un chárter hacia Posadas para enfrentar a Crucero del Norte, un partido decisivo que se suspendió por lluvia.

En ese contexto, el viernes 27 de octubre al mediodía Méndez y su padre retiraron 120 mil pesos de la sucursal de un banco de Córdoba al 1000. Según denunció el jugador, el dinero estaba en "dos sobres blancos con membretes del banco". Tras realizar la operación, Méndez buscó su BMW negro en un estacionamiento y minutos antes de las 14 salió del microcentro hacia su domicilio.

De acuerdo a fuentes de la causa, Méndez tomó recaudos adecuados. Dio varios rodeos por las inmediaciones de su departamento de Moreno al 100 bis antes de estacionar en esa cuadra. Se bajó y compró algo en un quiosco. En simultáneo llegaron al lugar en taxi su pareja y su pequeña hijita. Los vecinos relataron que estaban charlando en la puerta del edificio cuando de contramano apareció una moto tipo enduro azul y sin patente. El acompañante bajó arma en mano y le pidió a Méndez el dinero mientras le apuntaba a la pequeña. No hubo mucho más para contar. Con la plata los ladrones huyeron por Moreno y doblaron por Güemes al este, en contramano.

A partir de ese momento algunos testigos del hecho desfilaron por la sección Análisis Delictivo de Jefatura, donde varios de ellos coincidieron en señalar la foto de Nelson Gastón C. como el ladrón que le apuntó a la hija de Méndez para quedarse con el botín.

Carpeta llena. El apuntado tiene una decena de antecedentes en su prontuario, en su mayoría agravados por el uso de armas de fuego. Además cumplió una condena de 2 años de prisión dictada en mayo de 2008 por el juzgado de Sentencia 2ª por amenazas coactivas. En agosto de 2008 protagonizó una evasión cuando estaba siendo trasladado a los Tribunales y fue recapturado (ver aparte). Entonces fue derivado a la comisaría 24ª donde permaneció hasta noviembre de 2009, cuando fue conducido a la alcaidía de Jefatura. Ese mismo año fue condenado a 4 años de prisión por lesiones graves, portación de arma de fuego y amenazas coactivas. En febrero de 2010 fue trasladado a la cárcel de Coronda, donde estuvo detenido hasta que le salió el traslado a la cárcel de Rosario. Allí accedió al beneficio de las salidas transitorias. Y en su primera salida, el 5 de septiembre de 2010, ya no volvió. Por eso tenía un pedido de captura del juzgado de Ejecución Penal. Las otras dos capturas son de Sentencia 5ª (2009) y 7ª (2012)

Otro golpe. En la búsqueda del acusado la policía realizó tres allanamientos ordenados por el juez de Instrucción Hernán Postma en domicilios de las zonas norte y oeste de Rosario. Incluso, las fuentes sostuvieron que también se requisó la casa de Leo, un compinche que junto a un tal Brian suele trabajar con Nelson Gastón C.

Con el sospechoso tras las rejas, ahora también se lo investiga por el atraco a dos empresarios oriundos de la localidad santafesina de Santo Tomé, quienes fueron baleados el 28 de junio al mediodía en Cándido Carballo y bulevar Avellaneda cuando circulaban en un auto de alta gama. Si bien en un primer momento trascendió que dos hombres en motos los interceptaron, los balearon y les robaron un maletín con dinero, al denunciar el incidente en la seccional 8ª las víctimas indicaron que los ladrones sólo se llevaron los documentos del Audi en el que circulaban.

El día en que se fugó esposado

No es la primera vez que Nelson Gastón C. es protagonista de una crónica policial. El 6 de agosto de 2008 cayó preso en Nuevo Alberdi acusado de un robo. Esa misma mañana era llevado con otros cuatro detenidos a los Tribunales para comparecer ante el juzgado de Instrucción 2ª. Iban en una camioneta doble cabina de la comisaría 30ª que se detuvo en el semáforo de Baigorria y Casiano Casas. Entonces, uno de los detenidos golpeó al custodio y tres de los presos, esposados entre sí, se fugaron. Poco después agentes del Comando lograron detener a dos de ellos. Le habían robado la bicicleta a un joven y habían logrado cortar los eslabones de la esposas aunque aún conservaban los grilletes. Uno de ellos era Nelson C. el protagonista de esta historia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS