Edición Impresa

Evo Morales logró más de 60 por ciento y será presidente hasta 2020

Elecciones en Bolivia. El actual presidente fue elegido por tercera vez consecutiva desde 2005. Ganó en 8 de los 9 departamentos, incluido el hasta hoy opositor Santa Cruz.

Lunes 13 de Octubre de 2014

El presidente de Bolivia, Evo Morales, fue elegido por tercera vez consecutiva desde su primera victoria, en 2005. Ahora recogió un 60,5% de los votos, ganó en ocho de los nueve departamentos del país y su partido estaba a un diputado de asegurarse dos tercios de las dos cámaras del Congreso. El segundo en la disputa, el empresario Samuel Doria Medina, quedó a gran distancia, con un 25% de votos. Morales agradeció desde el balcón del palacio de gobierno a sus seguidores, y dedicó su victoria a Fidel Castro y al fallecido Hugo Chávez. “Es un sentimiento de liberación de nuestros pueblos. ¿Hasta cuándo seguir sometidos al imperio o al sistema capitalista? Este triunfo es un triunfo de los antiimperialistas y los anticolonialistas”, sostuvo Morales rodeado de su vicepresidente, Alvaro García Linera, y sus ministros.

   La empresa Ipsos coincidía con los sondeos a boca de urna de varias firmas especializadas —incluida otra multinacional, Mori— que le adjudicaron a Morales entre 59,5 y 61% de los votos. Morales quedó consagrado sin necesidad de ballottage para gobernar Bolivia por el período 2015-20. Está en el cargo desde enero de 2006. Morales se impuso en todos los comicios a los que se presentó: en 2005 logró el 53,7%, y en 2009 con 64,2%. “Este triunfo del pueblo boliviano en democracia queda dedicado contra el capitalismo y el imperialismo, y a todos los presidentes antiimperialistas”, dijo Morales a sus seguidores, que colmaron la plaza principal de La Paz. “Hemos crecido bastante, eso consolida este proceso y la revolución democrática y cultural”, destacó en una alocución de 15 minutos. El mandatario, que estaba flanqueado por el vicepresidente Alvaro García Linera y el canciller David Choquehuanca, recordó que su partido, el Movimiento Al Socialismo (MAS), logró su séptimo triunfo. “Todo el pueblo unido y organizado puede demostrar que es posible liberarse democráticamente”, manifestó.

   Morales convocó a la oposición a trabajar juntos por el país. “Vengan, trabajemos por Bolivia. No hagamos confrontación. Tienen derecho a discrepar, pero por encima esta nuestra querida Bolivia, debatamos sus proyectos”, apuntó. El mandatario, de origen aymara, destacó su triunfo en el extranjero, y dijo haber logrado un 87% de los votos en Argentina, donde había más de 120.000 personas inscriptas para votar, aunque aquí residen más de dos millones de bolivianos.

   Según Mori, Morales consiguió una inédita victoria en el departamento de Santa Cruz de la Sierra, con 49% contra 37% de Samuel Doria Medina, de Unidad Demócrata (UD). Solamente en Beni no ganó Morales, pero aun así quedó muy cerca de Doria Medina, con 43 contra 48% de los votos. Asimismo, el Movimiento al Socialismo (MAS) se aseguraba 29 senadores (sobre un total de 36) y 86 diputados sobre 130, apenas uno menos de lo necesario para lograr dos tercios.

   La presidenta del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Wilma Velasco, aseguró que la jornada electoral transcurrió en general en calma y con normalidad. “De acuerdo al reporte de las autoridades, no se han presentado dificultades en los tribunales electorales, excepto aquellos en los que algunos ciudadanos no encontraban su recinto o señalaban que no estaban en las listas”, dijo Velasco en conferencia de prensa. La funcionaria destacó que el reporte policial reflejó que “no habría ninguna dificultad en los distintos departamentos”, al margen de algunos cientos de detenidos por infracciones usuales a las normas electorales.

   Un detalle curioso fue la inscripción “Estado Plurinominal de Bolivia” en vez del correcto “Estado Plurinacional de Bolivia” en miles de boletas, debido a un error de imprenta que, de todos modos, no tuvo “ningún efecto legal ni electoral”, pues los demás datos y medidas de seguridad de las papeletas estaban en orden, aclaró el TSE.

    “Hay un pueblo democrático y por eso es importante su participación”, dijo el mandatario, que votó temprano en la mañana en una escuela en la región de Chapare, en el centro del país. Además de presidente y vice —el compañero de fórmula de Morales era por tercera vez el actual vicepresidente, Alvaro García Linera—, los bolivianos debían elegir 30 senadores y 127 diputados nacionales, y nueve diputados a parlamentos internacionales.

   Los otros candidatos a presidente eran, además de Doria Medina, Jorge Quiroga (Partido Demócrata Cristiano), Juan del Granado (Movimiento Sin Miedo) y Fernando Vargas (Partido Verde).

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario