Edición Impresa

Evaluaron la crecida del río Salado en Santa Fe

Ayer, el intendente de Santa Fe, José Corral, recorrió el sistema de defensas del oeste de la capital provincial, para supervisar las tareas de monitoreo que se vienen realizando...

Lunes 14 de Abril de 2014

Ayer, el intendente de Santa Fe, José Corral, recorrió el sistema de defensas del oeste de la capital provincial, para supervisar las tareas de monitoreo que se vienen realizando en relación con la crecida del río Salado. "Vi el correcto funcionamiento de las estaciones de bombeo ante eventuales lluvias y la disposición de las medidas preventivas para que la crecida no genere inconvenientes en la ciudad, como el cierre de compuertas y la depresión del nivel de los reservorios", explicó Corral.

"Según los informes que tenemos, el pico de la crecida ya ha pasado por Santa Fe, por lo que esperamos que en días comience a bajar el río", agregó Corral.

Además, el intendente visitó a las 10 familias que están evacuadas en el refugio habilitado por el gobierno de la ciudad en el Polideportivo La Tablada, todas provenientes de una zona fuera de las defensas, ubicada detrás del ex frigorífico municipal. Allí supervisó la asistencia que estaban recibiendo, la comida, el abrigo y la atención médica, en especial de los más chicos, para quienes el municipio también preparó actividades recreativas y deportivas.

En el lugar, Corral habló con los vecinos, en su mayoría mujeres y chicos, para conocer la situación particular de cada familia y comenzar a evaluar las posibles alternativas para que no vuelvan a radicarse en una zona inundable sino que se instalen en terrenos seguros.

El intendente adelantó que "hay buenas respuestas para que se trasladen a lugares seguros, que es lo importante, para que no vivan en zonas de riesgo hídrico".

Las familias afectadas son ladrilleros y algunos viven de la pesca, por lo que se analizarán opciones para cada caso. "Lo que no queremos es que las familias vuelvan a armar sus ranchitos en el valle del río", dijo Corral.

Datos del río. El Centro de Operaciones informó que la altura del río Salado ayer se mantenía en 6,62 metros, en tanto que a la altura de Santo Tomé alcanzó los 4,64 metros.

La zona afectada por la crecida está fuera de la defensa, en un sector detrás del ex frigorífico, en el valle de inundación del río. Allí estaban asentadas unas 15 familias, 10 de las cuales se han evacuado al refugio habilitado por el municipio en el Polideportivo La Tablada; en tanto que el resto se autoevacuó en casas de familiares. Se brinda asistencia a todas las familias, tanto alimentaria como sanitaria, en el lugar.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario