Edición Impresa

Europa no sólo vive de jugadores argentinos

Gerardo Martino y Diego Simeone son los técnicos más exitosos de la cotizada y promocionada Liga española. El Tata es puntero con Barcelona y el Cholo con Atlético de Madrid.  

Lunes 23 de Diciembre de 2013

Aunque Lionel Messi no haya hecho la friolera cantidad de 91 goles como el año pasado y que sólo haya marcado 45 tantos en 47 partidos, casi un tanto por cotejo, es imposible encontrar un futbolista argentino que llegue a eclipsarlo. Pero la Liga Española no sólo vive de la inmensa jerarquía de Leo. También hay espacio para el reconocible aporte de los entrenadores argentinos. Y a la cabeza de todos merecen ubicarse el rosarino Gerardo Martino y Diego Simeone. El Tata y el Cholo dirigen a equipos que gobiernan la cotizada Liga Española y que ya lograron la clasificación a los octavos de final de la Champions League.

El Barcelona de Martino marcha puntero junto al Aleti de Diego Simeone, al que le ganó la final de la Supercopa. Se despidió ayer con una goleada de 5-2 sobre el Getafe. Sin embargo, pese a ser líder, haber ganado 24 partidos, empatado 4 y perdido apenas 2, el Tata tiene su resistencia en la prensa. Además de no haber podido contar con Messi. Mientras que Simeone no pasa por tales despechos, al fin y al cabo, Atlético tuvo su último festejo cuando el Cholo vestía como jugador la camiseta del colchonero. Está primero en la Liga y pasó aceitadamente a los octavos de la Champions.

Separada la historia de los dos entrenadores argentinos más representativos de la Liga Española, aparece Messi en escena. Leo fue goleador (Pichichi) de la Liga Española que terminó a mitad de año con 46 goles, fue campeón con Barcelona, y ganó la Supercopa de España. Pero las lesiones lo tuvieron a maltraer como nunca.

En la final de la Supercopa ante Atlético de Madrid tuvo una lesión en el muslo izquierdo que lo marginó una semana. Con Almería, el 28 de septiembre, una rotura fibrilar pequeña en la pierna derecha lo dejó tres semanas sin jugar. A principios de noviembre el desgarro en el bíceps femoral izquierdo le cerró el año calendario. Volverá en enero.

Igual, a Messi le alcanzó para apuntalar la clasificación de Argentina al Mundial de Brasil en Paraguay para luego dedicarse a su maltrecha pierna dejando a sus compañeros ante Perú y Uruguay. Argentina sólo perdió ante Uruguay en el año con lo cual nunca se fue abajo cuando la Pulga estuvo en cancha.

Sergio Agüero brilla en Manchester City mientras Carlos Tevez volvió a seducir a los hinchas de su nuevo club, como lo hizo en todos los lados donde estuvo. Hace de a tres goles, y pone a Juventus arriba. Sin embargo, sabe que no tiene lugar en el seleccionado. “Mi objetivo es salir campeón con la Juve”, dijo el argentino, quien se dedicó en sus comienzos en el calcio a homenajear a las barriadas humildes de Buenos Aires, primas hermanas en las grandes necesidades de su querido Fuerte Apache. En cambio el Kun quedó consolidado como una de las puntas del tridente de ataque junto a Messi y Gonzalo Higuaín, ahora haciendo goles en Napoli, pese al mal trago de quedar fuera de la Champions League. Angel Di María también brilla con su fútbol, pero en medio de los dimes y diretes sobre una salida del Madrid. En el club aseguran que el rosarino, otro puntal de Sabella en el seleccionado, se quedará en tierra merengue.

Otros levantan vuelo y otros vuelan bajo. Así como Ezequiel Lavezzi se consolida en París Saint Germain, Javier Pastore, de quien se esperaba más, se va perdiendo en la multitud de nombres estelares. Otro que aparece es Mauro Icardi, quien tiene cada vez menos recorrido en los análisis deportivos y más en los programas faranduleros por cuestión de amoríos y no por goles o asistencias. Sin embargo en Italia, y con sólo 20 años fue elegido el Mejor Jugador Joven del calcio, en su primera temporada en Inter. Icardi, quien ni gastó suelas por asfalto argentino, tiene un gran potencial y por eso está en Inter. Para evitar que se aconchabe en otro seleccionado, Sabella lo hizo debutar con la albiceleste en el último partido de eliminatorias ante Uruguay.

Pero este año, como nunca, a meses de la Copa del Mundo de Brasil, los entrenadores argentinos son los que ganan prestigio y preponderancia en la liga más cotizada del mundo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS