Edición Impresa

Europa es toda de los alemanes

Borussia Dortmund y Bayern Munich definirán esta tarde la Liga de Campeones en el mítico estadio de Wembley

Sábado 25 de Mayo de 2013

El fútbol alemán celebrará hoy su gran noche de gloria en la Liga de Campeones con la final de Wembley entre el gigantesco Bayern Munich y el soñador Borussia Dortmund.

Será la primera final de la historia de la Copa de Europa entre dos equipos alemanes. Y ambos rivales proponen una noche de gran fútbol, conociendo la atractiva filosofía que manejan, si es que el partido no se rompe pronto.

Porque la realidad es que Bayern, que busca su quinta corona europea, es el clarísimo favorito para el triunfo. Pero también lo era para la final del año pasado y cayó en su propio estadio ante Chelsea en la tanda de penales.

Y Borussia Dortmund tiene otro hándicap más en su contra: la ausencia del lesionado Mario Götze, su mayor estrella junto al polaco Robert Lewandowski. El atacante alemán al menos evitará enfrentarse a su próximo equipo.

Bayern Munich llega a Wembley con el reto de demostrar que enterró el recuerdo del año pasado y confirmar que está preparado para emprender una era dominante en el fútbol europeo. Ningún equipo impresionó más esta temporada que el de Jupp Heynckes, que encara la posibilidad de cumplir una temporada histórica con una triple corona. Ganó la Liga alemana con terrible superioridad y también jugará ante Stuttgart la final de la Copa de Alemania.

Y esto es así por varios motivos, comenzando por la construcción de un bloque extremadamente sólido en el que el equipo se impuso a las individualidades. Y si las necesita, siempre puede contar con nombres como los de Bastian Schweinsteiger, Javi Martínez, Arjen Robben, Thomas Müller, Franck Ribery o Mario Mandzukic.

Su semifinal ante Barcelona fue ciertamente impresionante al ganar por un global 7-0. De paso, demostró que sabe ganar en cualquier circunstancia: dominando a su rival y entregando la pelota.

Pero Borussia Dortmund, que busca su segunda Champions tras la conquistada en 1997, no es cualquier rival y así lo demostró en su eliminatoria ante Real Madrid, que enterró sus opciones al ser arrollado en la ida con un 4-1 con el que nadie contaba.

Lewandowski vivió entonces su gran noche de gloria al marcar cuatro goles en ese encuentro, entrando directamente en la realeza del fútbol mundial. Lleva 10 goles en esta Liga de Campeones y está a uno de Cristiano Ronaldo, el actual máximo anotador del torneo.

Aunque más que sus jugadores, la figura más mediática de Borussia Dortmund es su entrenador, Jürgen Klopp, el nuevo Golden Boy de los bancos en Europa. Es el técnico de moda, el que quieren los grandes clubes, aunque por ahora jura fidelidad al Dortmund.

"No podemos tener la misma filosofía del Bayern. Nuestro objetivo no es estar en el nivel de ellos porque no podemos alcanzarlo. Nuestro plan es llevarlos a nuestro nivel y ganarles", declaró el entrenador de Borussia Dortmund.

El contraste en los bancos de suplentes también será poderoso: el emergente Klopp contra el veterano Heynckes, que tiene la posibilidad de entrar en el selecto club de entrenadores con dos Copas de Europa tras la conseguida con Real Madrid en 1998.

Además, sería el cuarto que lo hace con dos equipos diferentes, junto a Ernst Happel, Ottmar Hitzfeld y José Mourinho.

A sus 68 años, vivirá el último partido en la Liga de Campeones dirigiendo a Bayern Munich ya que Josep Guardiola lo sucederá al término de esta temporada. Lo que está por verse es si se retira o sigue activo, pues ofertas no le van a faltar. La prensa española especula incluso con la posibilidad de Real Madrid.

En sus manos está lograr que sus jugadores acepten la presión de ganar una Liga de Campeones que se le resiste al Bayern desde hace 12 años, fecha en la que el fútbol alemán consiguió su último campeón europeo. Y como hace un año, se mide con un rival al que las apuestas sitúan como víctima.

"La ventaja es que si sos mayor no repetís los errores del pasado. Nosotros mejoramos colectivamente y por eso somos mejores", recordó Heynckes.

Será la gran fiesta del fútbol alemán, que se ganó ese derecho porque está haciendo muy bien las cosas, apoyado en el talento de una nueva y gran generación de futbolistas.

Wembley hablará alemán bajo la lluvia, aunque sólo una mitad del estadio alzará sus brazos al término del encuentro. ¿Ganará el enorme Bayern o el insolente Borussia Dortmund?

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS