Edición Impresa

Estruendos y una nube de vapor causan pánico en Arroyito

Sorpresa y temor. Ambas sensaciones se conjugaron ayer al atardecer cuando, de pronto, se escuchó un terrible estruendo y una nube de vapor emergió desde la usina Sorrento.

Sábado 03 de Agosto de 2013

Sorpresa y temor. Ambas sensaciones se conjugaron ayer al atardecer cuando, de pronto, se escuchó un terrible estruendo y una nube de vapor emergió desde la usina Sorrento. Tras el desconcierto de los vecinos y de quienes transitaban por la zona, fuentes de la planta confirmaron que se estaban haciendo tareas de limpieza.

El portavoz dijo también a La Capital que los trabajos “fueron informados a principios de la semana a la Municipalidad”, pero el dato llamativamente no fue difundido a pesar de que, con seguridad, iba a despertar preocupación.

“Estaba corriendo por el Paseo Ribereño cuando, cerca de las 18.48, vibró el pavimento y se oyó un ruido ensordecedor”, dijo a este diario un vecino de Arroyito muy sorprendido. “Hace 15 años que vivo acá y nunca vi ni escuché una cosa como ésta”, añadió.

El hombre y el resto de las 20 personas que se hallaban en cercanías de la desembocadura del arroyo Ludueña corrieron a guarecerse del lado de la costa del río Paraná. “Cerca de donde venden pescado y a la altura de la salida hacia el shopping (Portal Rosario)”, remarcó todavía asustado el vecino.

Incluso tomó fotos de lo que estaba sucediendo y hasta se le pasó por la mente la posibilidad de que se produjera una explosión. “Te imaginás cualquier cosa”, sostuvo.

Lo cierto es que la secuencia de ruido y vapor se repitió en tres oportunidades. “Cada estruendo tuvo una frecuencia de no más de dos minutos entre sí”, ejemplificó antes de suponer que “seguramente ocurrió un exceso de presión en la planta” que comparó con el sonido de una turbina de avión, “aunque tres veces más fuerte”.

No obstante, un directivo de la compañía puso paños fríos al episodio que alertó a los habitantes de la zona y a los ocasionales transeúntes. “Se tomaron todas las precauciones técnicas y de seguridad para llevar a cabo esta acción absolutamente programada destinada a limpiar y reparar la central que estaba parada y está a punto de ponerse en funcionamiento”, subrayó. Y luego definió a la tarea como “un soplado de la caldera”. Es más, dijo que lo mismo ocurrió sobre el mediodía y anunció que también el próximo lunes sucederá, “siempre sin riesgos para los rosarinos”.

Sin embargo, ante la falta de aviso, la gente no ocultó el temor. “Fue como un terremoto. Muchas personas que estaban ahí salieron desesperadas para no ser alcanzadas por la nube que creyeron que podía ser tóxica”, indicó el vecino que tomó las fotografías.

La firma. La usina Sorrento es una planta de generación eléctrica. El grupo Albanesi tomó a su cargo los arreglos y actualización de la maquinaria existente, la instalación de nuevas turbinas y se encargará de la gestión de la empresa que, en los últimos años, tuvo un errático funcionamiento.

Para producir energía, la planta tiene una potencia instalada de 130 Mw.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS