Edición Impresa

Estreno: Un filme que hace foco en el despertar sexual

"La vida de Adéle" se proyecta hoy en Arteón a casi un año de su lanzamiento. La polémica película aborda un romance lésbico.

Martes 29 de Abril de 2014

Tras ganar la Palma de Oro en el Festival de Cannes y de generar polémica en algunos de los lugares donde fue proyectada, llega hoy a Rosario casi con un año de retraso la película francesa "La vida de Adéle", una gran historia de amor y erotismo protagonizada por una joven que, en pleno despertar sexual, se enamora y tiene un romance apasionado con otra chica.

El filme, que se proyectará en el cine Arteón, propone un intenso relato sobre el difícil camino hacia la madurez, el crecimiento y la aceptación personal de Adéle, la protagonista, una estudiante secundaria que debe superar los mandatos sociales y familiares, las burlas de sus compañeros y los prejuicios instalados en su comunidad para ejercer su libertad y sus preferencias sexuales.

Dirigida por el franco-tunecino Abdellatif Kechiche, autor de filmes como "Cous-cous" y "Juegos de amor esquivo", la película cuenta con las actuaciones de Adéle Exarchopoulos y Léa Seydoux, que componen respectivamente a una joven pueblerina y modesta, de clase media, y a una pintora y estudiante de Bellas Artes más sofisticada y consciente de su lesbianismo.

Las actrices se vuelcan por entero a sus personajes y se entregan a un altísimo nivel de exposición en varias escenas de fuerte contenido erótico y sexual.

Como una transposición a la pantalla grande del cómic "El azul es un color cálido", de Julie Maroh, el director elige el primer plano como eje de su puesta en escena y registra de manera obsesiva el rostro fascinante de Adéle, en busca de transmitir sus deseos más íntimos y secretos, sus miedos, alegrías y frustraciones.

Hacia el encuentro. El drama de Adéle -la angustia permanente generada por la duda sobre su propia orientación sexual- comienza cuando un día, en el camino hacia el encuentro con su nuevo novio, se siente sorpresiva y profundamente atraída por otra chica, bella, misteriosa, de pelo corto y teñido de azul.

Kechiche describe ese cruce casual entre ambas como un momento único, en el que el tiempo y el mundo entero se detienen para Adéle.

Todo cambia para la chica a partir de ese instante, sus noches serán alteradas por frecuentes sueños eróticos en los que su novio desaparece, dejando paso a las caricias imaginarias de esa joven desconocida que tanto misterio le ocasiona y generando una enorme confusión en su interior.

Adéle se sobrepone a los prejuicios y presiones sociales, asume día a día sus deseos y preferencias sexuales y, casi por azar, como en su primer encuentro, se vuelve a cruzar con Emma en un bar para lesbianas.

A partir de allí comienza una relación entre ambas. Pero el filme retrata además una sorpresiva separación que conmociona sobre todo a a Adéle.

Nueva película

Después de su interpretación en “La vida de Adéle”, Adéle Exarchopoulos tiene a punto su nueva película, “Insecure”, de Marianne Tardie.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario