Edición Impresa

Estreno a todo festejo

Damián Fineschi (Peugeot 408) dio el batacazo en Junín al ganar la primera cita. Ardusso, 10º.

Lunes 30 de Marzo de 2015

Ganó de bandera a bandera. Damián Fineschi fue la máxima expresión al volante a bordo de su Peugeot 408. El quilmeño dio ayer el batacazo al sellar su primera final del Súper TC2000 en la apertura de la temporada de la especialidad que se corrió en el autódromo Eusebio Marcilla, de Junín. Detrás del hijo de Fino arribaron tras completar las 24 vueltas al trazado de 4.200 metros de extensión, el chaqueño Matías Muñoz Marchesi (Chevrolet Cruze), y el arrecifeño Agustín Canapino (Peugeot 408). A su vez, el piloto zonal, es decir, el parejense Facundo Ardusso, fue 10º (Linea). La próxima cita será el 26 de abril en nuestro circuito Juan Manuel Fangio.
  La competencia comenzó con un intenso ritmo, ya que Fineschi y Spataro se rozaron en la partida, donde prevaleció el piloto del Peugeot semioficial para tomar el mando de la prueba delante del piloto de Renault. Mientras, en el fondo de la grilla, Norberto Fontana no pudo largar y debió ser remolcado hacia el final de la recta para intentar repararle la caja de velocidades, lo que finalmente no ocurrió y lo sacó de la carrera. Otro que no pudo andar bien y debió bajarse en la 6ª vuelta fue el Pato Yannantuoni (Peugeot 408). A medida que las vueltas se consumían, había lucha en todas partes, incluso en la mitad del pelotón donde Mariano Werner debió transitar por afuera del trazado luego del toque de un rival. Lo cierto es que el 408 del equipo de Salerno pudo contener los embates y se mantuvo al tope del pelotón hasta que cruzó la bandera antes de que todos por primera vez.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario