Edición Impresa

"Estoy muy orgullosa de que mi hija sea una ciudadana argentina"

Lo dijo la mujer sanlorencina que junto a su marido español alquiló un vientre en Nueva Delhi. Por el complejo caso, ni India ni España la nacionalizaron. Nuestro país le otorgó una identidad.

Jueves 05 de Julio de 2012

Nueva Delhi.— "Cuando supimos la noticia nos pusimos a llorar como locos de felicidad", dijo desde esta ciudad Elsa Saint Girons sobre la sentencia judicial que le permite anotar como ciudadana argentina a la beba que tuvo con su marido español, pero a través de un vientre alquilado a una mujer de la India.

Elsa es oriunda de San Lorenzo y está casada con Juan González, un ciudadano español con quien desde principios de 2000 está radicada en Madrid. Luego de siete intentos de fertilización asistida, la pareja apostó a la maternidad subrogada, comúnmente denominada alquiler de vientres, que está permitida según la legislación india. Sin embargo luego de nacer Cayetana, la embajada de España se opuso a que la inscribieran como ciudadana de ese país al existir una madre biológica de otra nacionalidad, y para la India, la beba era extranjera como sus padres. Por todo esto la nena fue hasta esta resolución judicial, apátrida y, por ende, sin identidad.

A partir de una medida cautelar autosatisfactiva efectuada por los abogados santafesinos Daniel Scheinfeld y Nadia Saccone ante el Juzgado de Familia de San Lorenzo, la Justicia ordenó que se inscriba a la beba en el libro consular como ciudadana argentina. De esta manera finaliza una pesadilla que empezó el 16 de mayo último, cuando nació Cayetana.

Paz. La noticia dio tranquilidad espiritual a la pareja, si bien anteayer, cuando conocieron el fallo fue una jornada muy agitada ya que el teléfono del departamento donde la pareja se instaló desde el 1º de mayo a esperar el nacimiento, no paraba de sonar porque desde un principio la noticia fue seguida por medios de comunicación de todo el mundo.

"Cuando confirmamos la noticia nos pusimos a llorar los tres, parece que la nena también sintió el alivio que nos trajo la noticia y lloró con nosotros", dijo Elsa, y resaltó: "Nosotros teníamos confianza y en ningún momento dudamos de que la resolución que iba a tomar mi país sería favorable. Estoy orgullosa de que mi hija sea argentina".

Ya distendida, la madre contó: "Mi esposo Juan está tan agradecido que quiere que en la libreta de bautismo figure Cayetana Elsa Argentina González Saint Girons, poquitos nombres va a tener mi hija", sostuvo entre risas. Consultada sobre los pasos burocráticos a seguir, comentó que "los trámites nos van a demorar unos diez días. Tenemos que gestionar el DNI y el pasaporte en la embajada, luego la visa en el Ministerio del Interior de India, y al llegar, inscribirla en el Registro Civil de España.

Aseguró que ni bien llegue a su casa "lo primero que haremos es acomodarnos, ver a nuestros parientes, amigos, salir a pasear, ir de compras con mi hija aunque el padre se enoje", expresó Elsa, quien conoció a su marido a través de amigos y al poco tiempo se casaron. Juan es psicólogo y consultor de empresas en Madrid.

Decepción. La mujer se manifestó decepcionada por las autoridades del gobierno español, mas no de su gente, de la que "tuvimos apoyo permanente como de los medios. También mis amigos de San Lorenzo siempre estuvieron presentes a nuestro lado. Estoy orgullosa de ser sanlorencina y pronto vamos a estar de visita por ahí", adelantó.

Para el matrimonio, la experiencia representó "una verdadera pesadilla con final feliz, y a las personas que les toque pasar por lo mismo les decimos que luchen, que no bajen los brazos, que al final la verdad siempre triunfa". A pesar de lo vivido, Elsa se lleva el mejor recuerdo de India: "Le estoy eternamente agradecida a esta tierra. Sufrí mucho para ser mamá y lo conseguí gracias a este país, les debo mi felicidad".

Agradecido. Por su parte, Juan no puede ocultar su felicidad: "Me siento muy bien aunque estoy expectante porque todavía quedan trámites por hacer y hasta que no esté todo terminado no vamos a poder descansar. Estoy muy agradecido de la Argentina, sois gente muy solidaria y maravillosa y tengo un agradecimiento muy especial para vosotros los periodistas, que han encendido la mecha, y por eso nunca nos sentimos solos", dijo a LaCapital.

"Este no es un momento de reprochar, sino de agradecer porque todo se está encaminando", reflexionó el español, cuya relación con la Argentina guarda un capítulo: "Yo mismo he podido ser argentino. Mi abuelo a principios de siglo 20 como tantos gallegos y tanos se instaló en Rosario donde montó una sastrería. Allí estuvo como 8 o 10 años y se volvió a España con tres hijos argentinos. Tengo primos allá y de niño he jugado con mates y bombillas, sin saber lo que eran. Me une una historia, y ahora mi esposa y mi hija, con su país, del cual me sobran razones para estar agradecido y querer que mi hija lleve su nombre", remató el papá de Cayetana.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario