Edición Impresa

Estos sí que sontodoterrenos

Domingo 18 de Enero de 2009

Ya están los ganadores. Ayer terminó la última etapa, que consagró a quienes supieron imponer los mejores ritmos en la primera edición del Rally Dakar Argentina-Chile. También fue un premio a la supervivencia, ya que el complicado terreno que albergó a la competencia obligó a varios abandonos, y algunos casi sorpresivos debido a que quedaron en el camino corredores que tenían el triunfo al alcance de la mano, como el español Carlos Sainz. El sudafricano Giniel De Villiers (VW), en la categoría autos, el español Marc Coma (KTM) en motos, el checo Josef Machanek (Yamaha) en cuatriciclos, y el ruso Firdaus Kabirov en camiones se llevaron los lauresles. Pero también fue un día de gloria para el argentino Patronelli (ver página 2).

En autos la alegría fue para Volkswagen, porque debutó en lo más alto del podio gracias al triunfo de De Villiers, quien se adjudicó su primer Dakar y rompió la hegemonía de Mitsubishi.

El sudáfricano se "encontró" el triunfo con una dosis de suerte, dado que aprovechó el abandono del español Carlos Sainz, quien fue líder de la competencia hasta la 12ª etapa, donde sufrió un accidente.

La mancha negra de la carrera fue el fallecimiento del motociclista francés Pascal Terry, quien se perdió en La Pampa y su cuerpo fue encontrado sin vida. Y el accidente de ayer (ver página 4). El Dakar concluirá de manera simbólica hoy por las calles de Buenos Aires y en el predio de La Rural.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS