Edición Impresa

Estiman que el asesinato de un policía en su casa fue por robo

Luis García, de 54 años, fue encontrado degollado el lunes. Una joven mujer que el suboficial había conocido hace poco está en la mira.

Miércoles 30 de Enero de 2013

Los investigadores del homicidio de Luis García, el suboficial principal de 54 años al que hallaron degollado en su casa, definieron que la muerte fue en ocasión de robo. La situación criminal habría sido facilitada por una joven mujer a la que el policía había conocido recientemente. Lo que se estableció es que esta mujer habría propiciado el ingreso a la casa de otras personas quienes serían los que ejecutaron el crimen.

García era divorciado y vivía solo en una casa de Alvear al 4500 C, en jurisdicción de la comisaría 15ª. Su hijo mayor, que es policía, no podía comunicarse con él desde el sábado, por lo cual el lunes decidió romper la puerta de la casa para entrar. Al hacerlo encontró a su padre sin vida, ensangrentado en su habitación. El forense constató que presentaba un corte en el cuello y que tenía las piernas atadas.

Por comentarios de personas del círculo estrecho de García los investigadores determinaron que había conocido a una mujer joven que no es oriunda de Rosario. Pusieron la mira sobre ella a los fines al menos de interrogarla. Antes tuvo una relación con otra mujer, veinte años menor, que está embarazada de siete meses.

Luis García fue sepultado ayer luego de ser velado a cajón cerrado en una cochería de Amenábar y Lagos. Su madre, que vive en la ciudad de Santa Fe, llegó desde allí a despedirlo.

"Cuando se produce un asesinato misterioso siempre se tiende a pensar que la víctima andaba en algo raro. Conozco al «Negro» García desde hace años y estoy convencido de su honradez. Era un tipo que cumplía su horario en la subcomisaría 18ª de Cabín 9 y después se iba a hacer adicionales como custodio de una empresa de transporte de cargas. Eso habla de su honestidad porque la mayor parte del tiempo la pasaba trabajando", dijo a este diario un camarada de la fuerza acerca de García, que además era su amigo.

Semblanza. El policía que lo frecuentaba relató que García tenía grado de suboficial principal, segundo en orden de mayor jerarquía en ese escalafón. Era oriundo de la ciudad de Santa Fe y entre sus hijos uno, el que lo descubrió sin vida, es empleado de la fuerza.

"Estaba divorciado, sus hijos son grandes y por eso disfrutaba plenamente de su tiempo libre, siempre dispuesto a armar un asado o una noche de cervezas en su casa. Tenía el hábito de salir a bailar. Le gustaba usar cadenitas y pulseras de oro, andaba con una Renault Scenic modelo 2001, que es un lindo auto y vivía en una casa agradable. Era un tipo generoso, predispuesto a ayudar al que se lo pidiera, pero también un poco fanfarrón. Entre amigos nos preguntamos ahora si no habrá dicho algo inconveniente o si esa manera de mostrarse llevó a alguien a pensar que tenía dinero", sostuvo su amigo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario