Edición Impresa

Estela Carlotto explicó sus diferencias con Bonafini

La titular de Abuelas dijo que su organización y Madres de Plaza de Mayo tienen "metodologías" e "ideologías" distintas.

Martes 19 de Agosto de 2014

Las diferencias entre las "metodologías" de las asociaciones de Abuelas de Plaza de Mayo y Madres de Plaza de Mayo se explica además por una "cuestión ideológica". Así lo reveló Estela de Carlotto al diario El País de España tras diferenciarse con Hebe de Bonafini al asegurar que ella "insulta, agravia y desmerece".

En diálogo con el medio español, Carlotto no sólo recordó el nacimiento de los organismos de derechos humanos, sino además su división, sus peleas y la diferencia "monetaria" que las vincula con el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner y su antecesor.

Al principio iban a las rondas a la Plaza de Mayo "padres, hermanos, esposas, abuelas, todos. Luego, viendo que el paso del tiempo nos delineaba un trabajo específico a las abuelas, para buscar a los niños, nacemos unos meses después un grupo de abuelas como abuelas. Madres quedó buscando los hijos, abuelas buscando a los nietos. Nosotros nacemos en octubre del 77 y las madres en abril del mismo año", recordó Carlotto.

Y remarcó: "La división es entre madres, no de abuelas. Hubo una escisión en 1986 donde una líder no conforma, no se avienen, no se llevan bien y deciden separarse en un grupo que pasó a llamarse Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora. Acá está la señora Hebe de Bonafini, por un lado, allá está Marta Vásquez Línea Fundadora por el otro. La división sigue".

"No nos llevamos bien con la señora Hebe de Bonafini. Pero sí con la señora Marta Vásquez". Se trata, explicó, de "una cuestión ideológica, de actitud frente a esta lucha". Hasta ahora, tanto a Bonafini como a Carlotto sólo se las vio juntas en determinados actos kirchneristas en donde se requirió su presencia, pero pocas veces compartieron actividades de sus fundaciones.

"No coincidimos con la forma y proceder del grupo de madres de Hebe de Bonafini y sí coincidimos con todos los demás organismos. Pero no por alianzas, sino porque tratamos siempre de estar juntas. Pero llega un momento en que ya no iba eso. Era nosotros hablar a la pared, era más guerra que convicción y dijimos: no se puede con esta señora. Ella insulta, agravia, desmerece. Y en un momento dijo: «No hay que encontrar a los nietos, ya están perdidos, son irrecuperables». Hoy se alegra", lanzó.

Asimismo, subrayó la diferencia "económica" en la relación con Néstor y Cristina Kirchner por parte de Abuelas y por parte de las Madres, a cargo de Bonafini. "Apoyamos a un gobierno que hace cosas, que nos abre las puertas, nos consulta y nos ayudan económicamente. Con una rendición de cuentas, atención, peso sobre peso, centavo sobre centavo, con auditorías permanentes. Porque nunca nos va a pasar que la plata se vaya por las rendijas. Porque acá yo soy la responsable. Nadie va a dudar de Abuelas y va a decir que mentimos ni que usamos dinero que no sabe adónde va, ni que nadie se enriqueció", criticó por último Carlotto.

La ruta a Olavarría. El acta de nacimiento del hijo de Laura Carlotto y Walmir Montoya y nieto recuperado número 114, Ignacio Guido Hurban, indica que el bebé fue inscripto el 28 de junio de 1978 y señala como lugar de parto la casa del presunto entregador. El acta número 894 señala que el nieto de la presidenta de Abuelas fue anotado como Ignacio Hurban en el Registro de las Personas, delegación Olavarría, cuando tenía dos días de vida.

En el documento figura que el doctor Julio Luis Sacher, ex médico de la Policía bonaerense que sigue ejerciendo su profesión, "constata" el nacimiento, pero no figura su firma. El documento dice que el bebé nació el 2 de junio a las 4 de la madrugada en la calle Alsina 2858.

En esa dirección del centro de Olavarría vivió hasta su muerte el presunto entregador Carlos Francisco Pancho Aguilar, fallecido el 26 de marzo pasado, en donde hoy reside su viuda, la arquitecta Susana Mozotegui. La mujer tendría entre sus primos políticos a dos militares que conducen hasta el círculo íntimo de Ramón Camps. Uno de ellos, el teniente coronel Filiberto Francisco Salcerini, ex mano derecha de Camps, está casado con Raquel Fassini, prima de Mozotegui.

El acta señala como padres de Ignacio Guido a Clemente Hurban y Juana María Rodríguez, dos puesteros que trabajaban en el campo de Aguilar, y el certificado de nacimiento lleva la firma del jefe del Registro Civil de Olavarría, Juan Francisco Forte, quien falleció el 30 de octubre de 2008.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario