Edición Impresa

Estafan a jubiladas tras convencerlas de cambiar viejos billetes de $ 100

Les dijeron que debían canjear los que tienen la cara de Roca por los ilustrados con el rostro de Evita. A una le sacaron $ 20 mil y a la otra $ 11 mil y u$s 20 mil. El engaño empezó por teléfono.

Jueves 27 de Septiembre de 2012

"Abuela prepará el dinero que tengas y dáselo al contador de papá que va a pasar por tu casa. Es porque van a cambiar los billetes de 100 pesos en el banco por los nuevos con la cara de Evita". Ese fue el ardid que utilizó un hombre una semana atrás cuando llamó por teléfono a dos mujeres jubiladas, de 84 y 85 años, para sacarles todos sus ahorros. Crédulas, las dos ancianas no se percataron de que eran víctimas de una de las tantas variantes del cuento del tío. Entonces les entregaron todos los billetes de 100 pesos con la imagen de Julio Argentino Roca al hombre que fue a buscarlos a sus viviendas poco después de que el supuesto familiar que las había contactado por teléfono les dijera que perderían valor a partir de la salida a la calle de los papeles con la imagen de Eva Duarte de Perón. A los timadores, el ardid les reportó un suculento botín: 31 mil pesos y 10 mil dólares.

Hasta anoche, él o los autores de la maniobra delictiva no habían sido localizados por la policía. Y en su búsqueda los investigadores policiales y judiciales tropiezan con una dificultad. El fiscal Marcelo Vienna, a cargo de la Oficina Judicial de Causas con Imputados no Identificados, señaló que se identificaron las líneas telefónicas desde donde se contactaron con las mujeres estafadas, pero que esos aparatos fueron desactivados tras cometer las tretas.

En Echesortu. El primero de los casos ocurrió el miércoles de la semana pasada cuando el teléfono sonó en la casa de una mujer de 84 años, situada en Alsina al 900. El hombre que llamó se identificó como el nieto de la mujer, quien no advirtió que en realidad no era su pariente. "La voz no le resultó familiar, pero aún así no se dio cuenta de que quien la llamaba no era su nieto", explicó el fiscal Vienna, a cargo de la investigación.

Tras ganar la confianza de la anciana, cuya identidad no trascendió, el timador continuó con el ardid. Le recordó que ya habían comenzado a circular los nuevos billetes con el rostro de Eva Perón y que por lo tanto perderían valor los papeles con la imagen de Roca. "Abuela, tenés que juntar todos los billetes de 100 pesos que tengas y dárselos al contador de papá que va a pasar por tu casa", le dijo el supuesto familiar.

En escasos minutos, el falso profesional se presentó en el domicilio de Echesortu y la mujer le entregó los fajos de billetes que había reunido durante varios años de ahorros. Antes de irse, el contador le explicó que los cambiaría en un banco por los nuevos billetes con el rostro de Evita y regresaría a la vivienda.

Como el tiempo transcurría y el contador no aparecía, la mujer se percató de que había caído en una trampa. Lo confirmó cuando se contactó con sus familiares y le advirtieron que ninguno de ellos la había llamado previamente. Entonces, angustiada, se lamentó de que el estafador se haya marchado con sus ahorros de más de 20 mil pesos.

El mismo ardid. Poco después el teléfono sonó en la vivienda de la otra mujer, de 85 años, quien reside en jurisdicción de la seccional 10ª. Al parecer, quien llamó era la misma persona que un rato antes se había contactado con la primera mujer. La excusa fue la misma. En este caso, la dueña tampoco dudó y creyó que había hablado con su nieto. La mujer repitió el ritual y colectó no sólo varios fajos de billetes de 100 pesos con el rostro de Roca sino también varios dólares que guardaba. Entonces, 11 mil pesos y 10 mil de la moneda estadounidense fueron a parar a los bolsillos del estafador. Obviamente, el supuesto contador tampoco regresó con los nuevos billetes con la imagen de Evita.

Hasta anoche, los investigadores judiciales no habían determinado si quien recogió el dinero en las dos casas es la misma persona. Pero presumían que quien llamó por teléfono a las ancianas sí lo es. El timador "utilizó el mismo lenguaje, la misma modalidad delictiva, el mismo argumento y los dos hechos ocurrieron con poco tiempo de diferencia", explicó el fiscal Vienna.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario