Edición Impresa

Estados Unidos tiene un plan para intervenir en Siria

Consiste en ataques selectivos con misiles y una zona de exclusión aérea. Pero ni Obama ni el Pentágono desean intervenir en el conflicto

Domingo 25 de Agosto de 2013

Unidades de la armada de Estados Unidos estarían listas para aproximarse a la costa de Siria, mientras el presidente Barack Obama analiza las opciones militares frente al régimen de Bashar Assad ante la confirmación de que usó armas químicas contra la población civil. Sin embargo, tanto Obama como el Pentágono enfatizan que una intervención en la guerra civil siria resulta problemática. Ante todo, Washington excluye poner a soldados propios en el terreno, como ha hecho en Afganistán e Irak. Pero la opción de imponer una zona de exclusión aérea y lanzar ataques selectivos con misiles no debe descartarse, al contrario aparece como la más factible.

Ayer el presidente Obama se reunió por segunda vez en pocos días con su gabinete de seguridad nacional para estudiar las medidas a tomar. El secretario de Defensa, Chuck Hagel, se negó a hablar sobre una hipótesis específica, al decir que Obama había solicitado al Pentágono preparar opciones militares para Siria.

En tanto, la armada amplió su presencia en el Mediterráneo con un cuarto buque armado con misiles de crucero. El destructor Mahan había terminado su despliegue y debía regresar a su base en Virginia, pero el comandante de la Sexta Flota decidió mantener a la nave en la región. Los cuatro buques de la armada estadounidense en la zona son capaces de realizar una variedad de acciones militares, incluyendo el lanzamiento de misiles de crucero Tomahawk de largo alcance, tal como hicieron contra Libia en 2011. Esta intervención militar internacional incluyó una zona de exclusión aérea y finalmente fue decisiva para la caída del dictador Muammar Kaddafy.

El plan de EEUU, en caso de decidirse a actuar, consiste en una zona de exclusión de vuelos combinada con ataques aéreos. A esto se sumaría una zona "buffer", a crear en el sur de Siria y que debería ser tomada por unos tres mil milicianos de élite que han recibido entrenamiento en Jordania, país que comparte la frontera meridional de Siria. Fuerzas especiales de Jordania participarían de esa misión, pero la operación estaría bajo supervisión estadounidense. EEUU ha inaugurado recientemente en Jordania un puesto de mando militar subterráneo, un verdadero bunker de alta tecnología. También ha dotado al país con numerosas baterías de misiles Patriot, capaces de derribar aviones e incluso misiles. Su fuerza aérea asimismo tiene actualmente un gran número de aviones desplegados en Jordania. Estos cazas podrían atacar tanto los centros de almacenamiento de armas químicas como las bases de la fuerza aérea siria, que es decisiva en la guerra civil por su poder de fuego. De hecho, es la que más víctimas civiles ha causado con sus bombardeos de grandes áreas urbanas. La anulación de la aviación de Assad sería una ventaja estratégica clave para los rebeldes.

Los citados son todos elementos que suman credibilidad a la hipótesis de una ofensiva aérea, naval y terrestre dirigida por EEUU para derribar a Assad. Pero la decisión final de Obama dependerá de factores puramente políticos. Además, el propio Pentágono no es partidario de esta operación. El jefe del Estado Mayor Conjunto, general Martin Dempsey, luego de presentar detallados planes de ataque al Congreso, escribió a los parlamentarios una carta en la que declara que "los rebeldes no son aliados de EEUU" y que en Siria no existe una facción importante que lo sea. Por lo tanto, recomienda no intervenir. Este sería también hasta hoy el criterio de Obama.

Cumbre militar.Pero el diario israelí Haaretz informó de una "posibilidad creciente" de que Obama ordene un ataque, luego de que sus servicios secretos y otros extranjeros confirmaran la autoría del bombardeo con gas en Damasco. Según Reuters, agencias de inteligencia estadounidenses y aliadas entregaron una evaluación preliminar de que las fuerzas sirias usaron armas químicas en Damasco,y con un alto nivel de aprobación del régimen de Assad. Obama ha declarado repetidamente que un ataque de esta clase sería "la línea roja" que justificaría una reacción armada contra Assad. Desde el miércoles, su credibilidad internacional ha quedado en duda como nunca, ante la abrumadora evidencia de que esa "línea roja" se cruzó.

Haaretz remarca además que el general Dempsey es esperado en Jordania esta semana para una conferencia con sus colegas de Reino Unido, Francia, Turquía, Arabia Saudita, Jordania y Qatar. Por otro lado, unidades especiales rusas estarían desplegadas en la zona del Mar Negro y el sur del Cáucaso. Su misión sería rescatar a Assad y su familia en caso de un ataque aliado.

Embajadora de Indonesia en Rosario

La embajadora de Indonesia, Nurmala Kartini Sjahrir, visitó Rosario. La diplomática fue invitada por la Fundación Nueva Generación Argentina, presidida por Diego Sueiras. La visitante se reunió con la intendenta Mónica Fein y participó de una conferencia con empresarios en la Bolsa de Comercio (foto).

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS