Edición Impresa

España vuelve a quedar en la zona de rescate y prepara nuevos recortes

El acoso de los mercados a España volvió ayer a recrudecerse: la rentabilidad del bono español a 10 años y el riesgo país situaron de nuevo a Madrid en una zona de rescate. Mientras tanto, el gobierno de Mariano Rajoy adelantó ayer que subirá el IVA.

Martes 10 de Julio de 2012

Madrid.— El acoso de los mercados a España volvió ayer a recrudecerse: la rentabilidad del bono español a 10 años y el riesgo país situaron de nuevo a Madrid en una zona de rescate. Mientras tanto, el gobierno de Mariano Rajoy adelantó ayer que subirá el IVA y también estudia aumentar las horas de trabajo de los empleados públicos.

La rentabilidad del bono español a diez años terminó ayer la jornada en el 7,062 por ciento, su nivel de cierre más alto desde el 18 de junio, antes del Consejo Europeo en el que se acordó la posibilidad de una recapitalización directa de los bancos en problemas, así como que el fondo de rescate europeo compre en el mercado secundario deuda de los países acosados por los inversores.

Según los expertos, un nivel por encima del 7 por ciento es insostenible en el tiempo, por lo que cada vez que se supera esa línea vuelven los temores a que España tenga que ser rescatada por completo, más allá de los bancos, como ya ocurrió con Irlanda, Portugal y Grecia y está a punto de pasar con Chipre.

El llamado riesgo país, que mide la diferencia entre la rentabilidad del bono español a 10 años y su homólogo alemán, se disparó durante la jornada y acabó cerrando en 574 puntos básicos. Por su parte, el selectivo Ibex 35, el índice más importante de la Bolsa de Madrid, se dejó ayer un 0,75 por ciento y cerró en 6.688,30 puntos.

Más ajustes. Entretanto, el gobierno de Mariano Rajoy se prepara para aprobar nuevas medidas de ajuste y recorte. El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, adelantó ayer que el Ejecutivo aprobará en breve un aumento del IVA, una medida que el hoy gobernante Partido Popular (PP) había rechazado durante la campaña electoral para los comicios generales del pasado noviembre.

La subida del IVA es una de las recomendaciones que el Consejo Europeo de hace once días hizo a España. Esas recomendaciones son "bastante explícitas", dijo Montoro. El Ejecutivo conservador español prevé también eliminar la deducción por compra de vivienda y reducir la fiscalidad del trabajo, así como aumentar la jornada semanal a los empleados públicos, según lo expuesto por el ministro.

Si bien los socios europeos reclaman a Madrid un aumento del IVA, no todos en la Eurozona consideran que puede ser la mejor opción, dada la fuerte crisis económica que sufre España. Ayer mismo el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, alertó de que la razón por la que algunos países periféricos están sufriendo fuertes recesiones es porque han adoptado el camino "fácil" de subir impuestos en vez de recortar el gasto público.

"La consolidación fiscal debe centrarse más en el recorte de gastos y menos en subir impuestos", afirmó Draghi. En su opinión, las políticas que van en la dirección opuesta "son la razón por la que algunos países no están viendo los beneficios y sus economías siguen en recesión".

Auxilio para los bancos. Mientras tanto, el Eurogrupo se reunió ayer para debatir términos y condiciones sobre el rescate a los bancos españoles, pero no se firmó ningún memorándum de entendimiento. Esa firma se prevé para el 20 de julio. Ayer tampoco se fijó la cantidad total que recibirá España de esos 100.000 millones de euros que los socios del euro han puesto a su disposición.

Dos consultoras internacionales contratadas por el gobierno de Rajoy estimaron en junio que el sistema financiero español necesitaría hasta 62.000 millones de euros en un escenario económico muy malo. España y la Eurozona esperan ahora una evaluación pormenorizada de cada una de las entidades que están realizando otras consultoras y que según lo previsto se conocerá a fin de mes.

Renuncia

El viceministro de Trabajo griego, Nikos Nikolopoulos, presentó su renuncia ayer, diciendo que las nuevas autoridades deberían haber defendido más al país al renegociar con los inspectores internacionales los términos del rescate financiero. Es el tercer miembro del gabinete que abandona al oficialismo en las últimas semanas.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario