Edición Impresa

España tuvo un buen comienzo en la Copa Confederaciones

España dio ayer un recital de fútbol para derrotar a Uruguay por 2 a 1 en su debut en la Copa Confederaciones, en un partido que podría haber ganado con mucha mayor amplitud.

Lunes 17 de Junio de 2013

España dio ayer un recital de fútbol para derrotar a Uruguay por 2 a 1 en su debut en la Copa Confederaciones, en un partido que podría haber ganado con mucha mayor amplitud.

Pedro Rodríguez y Roberto Soldado fueron los autores de los goles españoles en una húmeda y calurosa noche en el Arena Pernambuco de la ciudad de Recife. Luis Suárez maquilló el resultado.

El primer gol no tardó en llegar. Un remate de Pedro rozó en el zaguero Diego Lugano y descolocó a Fernando Muslera. Y Soldado amplió la ventaja con un disparo desde el medio del área.

Fue un monólogo de España desde el inicio del juego. Una diferencia gigante entre lo hecho por uno y otro equipo. El campeón del mundo monopolizó el control del balón sin permitirle a Uruguay hacerse de él pese al despliegue de recuperadores innatos como Diego Pérez y Walter Gargano.

Para el segundo tiempo el técnico Oscar Tabárez hizo tres modificaciones aunque sin poder cambiar el panorama desfavorable que se le presentaba. Alvaro González, Nicolás Lodeiro y Diego Forlán no pudieron hacer demasiado.

La superioridad de España no mermó, aunque pareció disminuir el ritmo impuesto en la primera mitad. Uruguay encontró algunos balones y pudo hilvanar algunas jugadas, pero ninguna que inquietara a Iker Casillas, elegido para el arco por el seleccionador Vicente del Bosque en un claro gesto de apoyo a su capitán.

Uruguay pudo salir del ahogo, apenas por un momento, cuando Luis Suárez controló, intentó zafar de la marca, recibió una falta, ejecutó él mismo y España cedió un córner, pero sin consecuencias.

Sobre los 25 minutos se suceden una serie de faltas (Uruguay cometió 11 en el primer tiempo) que le cuestan la tarjeta amarilla a Cavani. Y después sería amonestado el capitán Lugano que en su desesperación golpeó a un rival en la cabeza en un salto por la disputa del balón. La única jugada de peligro para Casillas fue un tiro libre de Cristian Rodríguez que fue a la cabeza de Cavani que no pudo conectar con la fuerza y Casillas controló sin problemas.

Así se fue el partido, con España un tanto conformista en el complemento, porque el partido no se le podía escapar, y la angustia que suele llegar cuando los goles se merecen, pero no se convierten: Suárez conectó un tiro libre para hacerle sentir a Casillas que había un partido.

Hubo una más de Uruguay con un centro que Cavani no llegó a conectar frente al arco español. Si ese gol entraba, la injusticia habría tomado la noche de Recife.

Esta tarde, a partir de las 16, se medirán Nigeria y Tahití en el cotejo que completará la jornada y será televisado por TyC Sports.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS