Edición Impresa

España afirma que no tiene nada de qué disculparse con Bolivia

El canciller Margallo aseguró que se actuó de buena fe, y que los datos indicaban que el prófugo topo de la CIA iba en el avión de Evo Morales

Sábado 06 de Julio de 2013

España “no tiene que pedir ninguna disculpa a Bolivia”, aseguró ayer el ministro de Exteriores español, José Manuel García-Margallo, en el marco de la crisis diplomática desatada después de que varios países europeos denegaran el permiso de sobrevuelo al avión del presidente boliviano Evo Morales.

El jefe de la diplomacia española se expresó así después de que varios países latinoamericanos exigieran el jueves “respuestas y disculpas públicas” a España, Francia, Italia y Portugal por no haber dado autorización al avión de Morales, obligándolo a permanecer 13 horas en Viena, por sospechas de que el ex técnico de los servicios secretos estadounidenses Edward Snowden iba a bordo.

García-Margallo insistió en que España en ningún momento denegó el permiso al avión presidencial boliviano para entrar en su espacio aéreo ni para hacer una escala técnica en el aeropuerto de Las Palmas de Gran Canaria.

Según el ministro español, habían recibido informaciones de que Snowden iba en el avión: “Nos dijeron que estaba dentro”, dijo, sin revelar quién. “La reacción de todos los países europeos que tomamos medidas acertadas o desacertadas fue en función de la información que se nos había transmitido”, señaló. El gobierno boliviano, sin embargo, aseguró a las autoridades españolas que Snowden no iba a bordo del aparato. “Yo creo en la palabra de los países amigos y Bolivia lo es. Nos bastó su palabra para creer que Snowden no se encontraba en el avión”, añadió.

Horas antes de las declaraciones del canciller español, en Bolivia el presidente Morales había vuelto a insistir con que el embajador español en Austria quiso revisar el avión para confirmar que Snowden no iba a bordo. “No soy un mentiroso, el embajador de España en Viena intentó en tres oportunidades revisar el avión de la Presidencia”, aseguró, agregando que el diplomático español llegó a pedirle que le invitara un café en el avión para convencerlo de que lo deje subir.

García-Margallo no quiso confirmar si durante la crisis mantuvo contactos con Estados Unidos. “Forma parte del secreto de sumario”, dijo. Pero admitió que si Snowden hubiera ido en el avión del presidente boliviano, España se habría hallado en un “conflicto importante” ante la posibilidad de que hubiera solicitado asilo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS