Edición Impresa

Escuchas telefónicas y mensajes de texto dejan expuestos los vínculos de la banda

La declaración de la ex novia del imputado Daniel "Teletubi" Delgado puso de manifiesto las relaciones que existían entre los juzgados

Sábado 22 de Noviembre de 2014

La ex novia de uno de los cuatro imputados por el triple crimen de villa Moreno atestiguó ayer en el marco del juicio oral y público que se sustancia en los Tribunales locales. Allí fue interrogada durante dos horas acerca de los vínculos que tenía con los acusados. Como negó y dijo no recordar situaciones que la Fiscalía puso a la luz al reproducir mensajes de texto y escuchas telefónicas en las cuales nombra a varios de los implicados y otras personas relacionadas a hechos delictivos, se solicitó al Tribunal que se le inicie una causa por falso testimonio. También prestó declaración la pareja de Sergio "Quemado" Rodríguez, la mujer que lo acompañó mientras estuvo prófugo.

Antonella G. tiene 22 años y fue novia de Daniel Alejandro "Teletubi" Delgado, uno de los acusados del triple crimen. La chica fue citada por la querella, admitió la relación con el imputado, aunque aclaró que estaba distanciada de él al momento del hecho que se juzga.

Cuando la Fiscalía le preguntó a quien conocía de los acusados, la chica miró y dijo: "A Daniel Delgado, que era mi novio en ese momento. Y a los demás los conozco de vista. Daniel es ese de suéter azul rayado y blanco, Brian (Sprío) el de camisa rayadita". Hizo lo propio con Mauricio Palavecino y cuando llegó al Quemado se refirió a él como "el señor Sergio es el de chomba, es de apellido Rodríguez".

Yo no estaba. La joven contó que el 1º de enero de 2012, cuando ejecutaron a Jeremías "Jere" Trasante, Claudio "Mono" Suárez y Adrián "Patón" Rodríguez en un predio de fútbol infantil de Dorrego y Presidente Quintana, ella estaba en un boliche de Arroyo Seco. Y que "un mes antes de las fiestas" se había distanciado de Teletubi.

"Me fui a bailar con cuatro amigas al boliche Punta Arroyo, en Arroyo Seco, no estaba en Rosario. Cuando volví del baile me contaron lo que había sucedido con Maxi (el ataque a tiros a Maximiliano Rodríguez que desembocó en el triple crimen). Me mandó un mensaje y me dijo que Maxi estaba internado", recordó Antonella. Y agregó que tuvo comunicación con su pareja un día antes de que lo detuvieran (el 1º de febrero). "Me enteré por teléfono porque estaba hablando conmigo desde el departamento de Mendoza y otra calle que no me acuerdo".

Esa joven estuvo en el departamento de calle Mendoza 623 cuando la fiscal Nora Marull realizó un allanamiento el 14 de febrero de 2012. En ese procedimiento se le tomó declaración y se le incautó un teléfono celular que sirvió para rastrear escuchas que son parte de la causa.

"Ese día fui al departamento a buscar ropa porque Daniel no tenía. Al rato llegó la fiscal con dos personas. El portero no me abrió y me preguntaron qué hacía allí. Subimos al 7º, pero no había nada adentro, estaba vacío, ni una play, televisor, ropa, nada".

Más adelante la fiscal profundizó el interrogatorio sobre la relación con Delgado, el entorno de éste y las conductas que desplegaba. A esas consultas respondió con evasivas utilizando el "no" o "no me acuerdo", como las referencias a los contactos del teléfono que la misma almacenó como "Sol", "Sol Nuevo", "Bola", "Pez" o "Pezcoi".

No obstante, la titular del Ministerio Publico pidió incorporar como prueba una lista de mensajes de texto entrantes y salientes, y el audio (ver aparte) de una conversación con su ex pareja, elementos a través de los cuales se demostró que no era ajena a las situaciones que se ventilan en el juicio. Y sobre todo, porque negó mandarse mensajes con amigos de Delgado.

Mensajes engorrosos. Algunos mensajes que recibió Antonella de Teletubi referían: "Con Pez y Bola, que loco y vos en el baile"; "Tengo uno de la chata de la brigada debajo de mi casa"; "Se pudrió Taco, no la zafamos más"; "Ahí va Mauri a buscarte, esperalo en Piedras y Oroño". Y de otro contacto identificado como Sol: "En 20 te paso a buscar"; y de Sol Nuevo: "Te llegan mis mensajes soldada"; y del mismo contacto, el 2 de febrero de 2012: "No sé, allanaron el quiosco, ahora todo mal". Después de esa lectura, Antonella recalcó ante el Tribunal que a ella "nadie" le decía "soldada"

Pero los mensajes salientes de su aparato la dejaron expuesta y evidenciaron su falta de memoria. Como el que le envía Teletubi el 25 de enero de 2012. "Leíste el diario, cuidate. Dicen que andan atrás de los dos prófugos". Cinco días más tarde le escribe: "Viste el noti. Pasaron lo de Coi y ahora dicen que es el Tele Acosta". El 31 de enero escribe: "Nunca me olvido de vos, viste el diario. Salió lo del auto del Pez y que eran cinco y Quemado, y que los que tiraron fueron los primeros dos, que Pez manejaba".

Ya con su novio preso, la ex pareja de Teletubi envió un mensaje a un tal Tarta, el 3 de febrero de 2012, donde se lee: "Guille, no sabes nada de Bola, le mando mensajes no me contesta necesito hablar". Y uno aún más sugestivo a su contacto Sol Nuevo: "Sol contestá, no sabes a quien le puedo pedir el numero de Fantasma y Monchi", en relación supuestamente a Martín "Fantasma" Paz, asesinado el 8 de septiembre de ese año, y de Ramón Ezequiel Machuca, alias "Monchi", prófugo de la Justicia en el marco de la causa que investiga la banda de Los Monos.

Más tarde, el abogado Fausto Yrure contraexaminó a la testigo a través de varios mensajes de texto, en su rol como defensor de Teletubi. "¿Recuerda si Delgado le manifestó que se quería presentar en Tribunales?" "Si, que se iba a presentar después de la feria, que había hablado con usted. Que iba a hablar con su familia para decirle que se iba a presentar", indicó Antonella.

Incondicional. Otro testimonio con el cual la Fiscalía intenta sostener su hipótesis fue el de Roxana N. la pareja de Sergio "Quemado" Rodríguez. Explicó que el día del triple crimen ella se quedó en su casa de 24 de Septiembre 201 y que entre "las 3.30 y las 4" llegó Rodríguez.

"Estaba llorando y me contó que le habían pegado un tiro en la cabeza al hijo y que estaba en el hospital. Estaba muy nervioso. Se quedó ahí, lo hice pasar. Le decía que se tranquilizara. Se dormía y se volvía a despertar, se comunicaba con la novia del hijo, con Sofía (Lafattigue) para ver cómo estaba el hijo", recordó la mujer.

Roxana dijo que se quedaron en la casa hasta el mediodía. "A la una y media me dijo que iba a buscar las pertenencias del hijo. Volvió a la media hora con una bolsita que le había dado la chica. Se acostó un rato y empezamos a ver los noticieros. En eso me dice que era un problema de la policía, que lo estaban buscando por esos tres chicos que mataron, y que como él los había denunciado (a la policía) buscaban venganza. A la tardecita nos fuimos y estuvimos juntos hasta que lo agarró la policía (en Santa Elena, Entre Ríos).

De no incorporarse más testigos (había ocho personas que podrían sumarse a la lista, pero depende de las posición que adopten las partes que lo proponen), el juicio tendrá su continuidad el martes a las 20.30, cuando el Tribunal, la fiscalía y las defensas se trasladen al predio del Club Oroño, en la villa Moreno, para realizar una inspección judicial.

En tanto, el miércoles sería el día de los alegados de cierre. A partir del ese momento el Tribunal dispone de tres días para dictar sentencia definitiva, y cinco jornadas más para dar a conocer los fundamentos de su decisión.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario