Edición Impresa

Escuchas telefónicas revelan cómo se organizó el paro policial

El líder del gremio no reconocido Apropol, Alberto Martínez, manejó todo por teléfono desde el sur del país y arengó a los uniformados insurrectos.

Domingo 05 de Enero de 2014

Alberto Martínez, el hombre que lidera el sindicato policial no reconocido Apropol, organizó y comandó desde el sur del país el paro de los policías que dejó a la ciudad a merced de la delincuencia durante cuatro días, entre el 6 y el 10 de diciembre. Así lo prueban escuchas telefónicas ordenadas por la Justicia sobre el celular de la esposa de Martínez, que es utilizado habitualmente por el líder sindical de los uniformados.

Los mensajes de texto y las escuchas que interceptó la Secretaría de Inteligencia del Estado (Side) sobre ese celular por pedido del juez de Instrucción Javier Beltramone, fueron reveladas por el portal de noticias Notife.com. Dejan en evidencia cómo Martínez, que participaba por esos días de un congreso sobre sindicalización policial en la Patagonia, mantuvo contactos y arengó a sus compañeros a "aguantar en los portones", en clara referencia los piquetes que se habían montado en las puertas de la Jefatura de Policía de la URII.

De acuerdo a la información que publica Notife.com, en las transcripciones de las escuchas telefónicas queda bastante claro que el verdadero ideólogo de la quita de colaboración y la organización del paro fue Martínez.

De acuerdo a lo que consta en el expediente donde se acumulan las transcripciones, el sábado 7 de diciembre, cuando los policías ya habían comenzado a bloquear los accesos a Jefatura, Martínez habló con un hombre a las 15.30 y le dijo que había que ir fondo porque el "Gobierno no va a negociar, busca que nos cansemos, hay que actuar loco, o se ponen huevos o se levantan y se van a sus casas pero díganle: «Muchachos, nos vamos porque son unos cobardes, no se merecen la familia que tienen ustedes, o les reditúa mas ir a la calle a hacer cosas raras que defender un sueldo, no merecen ser policías, váyanse a la concha de su madre»".

En otra conversación, Martínez le dice a su interlocutor que "las comisarías no tienen que laburar (? ) guardias mínimas, un incendio, alguna cosa, me entendés", haciendo referencia a que solo debían salir con casos extremos. "Acá hay que decretar un paro general, decirle al jefe: paramos", arengaba.

En la nota de Notife.com se deja en claro que Martínez transmitía por teléfono la idea que Gendarmería iba a reprimir, a detener a los que no prestaban el servicio y a "cagarlos a palos". "Para evitar eso hay que parar ahora, devolver los móviles que están en la calle y cerrar las comisarías y decretar el paro", señalaba.

El dirigente de Apropol sugirió en las conversaciones que no debe forzarse el choque con Gendarmería ni con los otros policías. "No podemos hacer eso, nosotros somos un sindicato, hay que pensar como político, no como cabeza de lata (?) ahora hay que cargarle los botines a los barrales y decirles «señores estamos de paro, Bonfatti, poné las trece lucas porque si no acá tenés los móviles, la llave y andáte a la c.. de tu madre»"

Martínez recibía el parte de los compañeros que estaban cortando el acceso en el portón de la Jefatura de Rosario y le advertían que el juez iba a firmar la orden de desalojo, que si eso pasaba iba a haber enfrentamientos entre la Gendarmería y la policía, y podía haber una "batalla campal de tiro y tiro". "Por eso - dice - los que están en la calle tienen que volver o sacar carpeta médica y decir basta , hasta acá llegamos. Tampoco quiero que le pase nada a ningún gendarme, ellos son cabeza de lata'".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS