Edición Impresa

Escasean jeringas por falta de importación

"Los laboratorios de primera línea, que trabajaban con productos de máxima calidad, aceptan cualquier cosa para poder realizar las extracciones que sirven para un diagnóstico", afirmó el secretario de la Cámara de Droguerías e Insumos Médicos...

Jueves 04 de Septiembre de 2014

"Los laboratorios de primera línea, que trabajaban con productos de máxima calidad, aceptan cualquier cosa para poder realizar las extracciones que sirven para un diagnóstico", afirmó el secretario de la Cámara de Droguerías e Insumos Médicos de Rosario, Miguel Buz, para graficar las alternativas a que echa mano el sistema sanitario ante la creciente "falta de jeringas y agujas". El directivo explicó que la escasez se debe a que esos elementos no ingresan al país desde marzo pasado por las trabas que el gobierno pone a los importadores para que no salgan divisas.

Sin embargo, el titular de la Asociación de Clínicas y Sanatorios, Eduardo Javkin, restó un poco de dramatismo al tema al afirmar que "por ahora sólo existe un alerta", pero podría agravarse por los "cientos de miles de jeringas que se usan al día" y la "mora" que existe en la importación de ese insumo. En los hospitales de la ciudad, aseguró el secretario de salud Publica, Leonardo Caruana, no se registra "ningún faltante".

Larga data. Buz sostuvo que el déficit de insumos médicos por el freno a la importación lleva ya años y cada tanto se agrava. Primero, recordó, fueron los guantes de látex y, una vez que ese problema se resolvió, lo que arreció fue la falta de jeringas y agujas.

La de las agujas empezó a resolverse hace diez días, pero después de poner en jaque algunas prácticas. Por ejemplo, las biopsias, para las que se utilizan unas agujas especiales que sólo se consiguen importadas. "Y estuvimos dos meses sin que saliera un solo permiso de importación", se quejó.

Para el directivo, "el sector privado no sale a expresar esto por diferentes temores", pero lo cierto es que impulsar la sustitución de importaciones para fortalecer la industria nacional es un principio que no puede ex4tenderse sin más al ámbito de la salud "por todo lo que está en juego".

De hecho, recordó que en el país hay una sola fábrica "que produce entre el 20 y el 25 por ciento del total de los 45 millones promedio de jeringas de diferentes tipos que se usan al año".

"La producción argentina ronda un millón al mes", lo que claramente no alcanza para cubrir la demanda. Y encima, afirmó, no sería fácil montar una producción nacional capaz de competir con los costos chinos o la calidad japonesa.

También indicó que están raleados los catéteres para intervencionismo, algunos insumos de urología y las agujas con pico o rosca para estudios de hemodinamia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario