Edición Impresa

Escándalo en Tribunales por afirmaciones de Astiz

Ante los jueces que lo juzgan por los vuelos de la muerte dijo ser un perseguido, llamó "corrupto" a Oyarbide y criticó al vicepresidente Amado Boudou.

Viernes 08 de Febrero de 2013

El represor Alfredo Astiz dijo ayer que sufre una "persecución política" por parte del gobierno, al declarar en el tercer juicio por delitos de lesa humanidad en la Esma durante la última dictadura, y protagonizó un duro cruce verbal con el tribunal que lo juzga.

El ex marino, conocido como Angel Rubio o Angel de la Muerte , cargó además contra el juez federal Norberto Oyarbide, a quien acusó de "beneficiar sin disimulo al kirchnerismo" por haber sobreseído al matrimonio presidencial en una causa de enriquecimiento ilícito.

"Benefició sin disimulo al kirchnerismo: se apuró por desvincular al matrimonio pero se apuró a procesar a un opositor al gobierno", expresó Astiz en referencia a la desvinculación de Néstor Kirchner y la presidenta Cristina Fernández en la causa por enriquecimiento ilícito y a la imputación al jefe de Gobierno porteño Mauricio Macri por las escuchas telefónicas ilegales.

Astiz incluso les pidió a los presentes que levanten la mano los "que piensan que Oyarbide no es corrupto", a lo que remató: "Ah, entonces todos piensan como yo".

En una actitud de provocación, Astiz apeló a identificarse como "capitán de fragata de la Armada Argentina", de la cual fue dado de baja, y le advirtió a los jueces que no iba a contestar más preguntas, como si se tratara de un "prisionero de guerra".

Tras el incidente, durante el cual Astiz formuló su arenga de pie y luego de un cuarto intermedio, el presidente del Tribunal Oral Federal Nº5, Leopoldo Bruglia, le comunicó al represor que su exposición había terminado.

En su declaración, el represor, que en 2011 fue condenado a prisión perpetua, también apuntó contra el vicepresidente Amado Boudou y habló de la causa que lo tiene en la mira por su supuesta intervención en la venta de la ex Ciccone Calcográfica, y del apartamiento de la investigación del juez Daniel Rafecas. En ese sentido, dijo que a diferencia del vicepresidente él no tiene "ningún juez federal que lo asesore" y que no cuenta con "lujosos departamentos ni otros bienes a los que trata de cubrir con discurso nacional y popular".

En otro tramo, habló del ex procurador Esteban Righi y señaló que él como los jueces federales y los de la Corte Suprema "son meros funcionarios con obediencia debida al Poder Ejecutivo".

En ese sentido, Astiz aseguró que es un "perseguido" del Ejecutivo y de "juicios ilegales" como éste, en donde se lo acusa por delitos de lesa humanidad.

En el inicio de su declaración, Astiz tuvo un duro cruce con el presidente del tribunal luego que éste le pidiera que se remita a los hechos. "Es mi derecho explicar todo. Si no puedo hablar, condéneme ya y no perdamos más tiempo", respondió Astiz en tono elevado.

El juicio, que comenzó a fines de 2012 y tiene a 68 acusados, entre civiles y ex militares, investiga los llamados vuelos de la muerte, en el que detenidos desaparecidos eran arrojados vivos al río de la Plata.

A su turno, el también ex capitán Ricardo Miguel Cavallo amenazó con desatar "una sangrienta venganza" contra los funcionarios que promueven los juicios en su contra.

"Esto se va a terminar y los que están hoy van a dejar de estar y a todos se les conocen los nombres", advirtió Cavallo, quien fue detenido en México y luego extraditado por su participación en los crímenes de la Esma.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS