Edición Impresa

Escalada de violencia en Libia deja cien muertos

Varios países comenzaron a evacuar personal diplomático ante el recrudecimiento de los enfrentamientos entre milicias islámicas.

Miércoles 30 de Julio de 2014

Fuerzas libias se enfrentaron ayer a militantes islamistas con cohetes y aviones caza para lograr el control de una base militar en la ciudad de Bengasi, dejando hasta el momento al menos 100 muertos. Intensos enfrentamientos en la segunda ciudad de Libia y batallas entre milicias rivales en la capital, Trípoli, han profundizado el caos en el país después de dos semanas de violencia, la peor desde la guerra civil de 2011 que derrocó a Muammar Kaddafi. Otros países siguieron a Estados Unidos y a las Naciones Unidas y retiraron a sus diplomáticos de la nación productora de petróleo tras enfrentamientos que obligaron a cerrar el aeropuerto de Trípoli.

Refinería en llamas. Un misil cayó en un depósito de combustible cerca de esa terminal aérea hace dos días, provocando un gran incendio que los bomberos aún intentaban apagar. El gobierno de Italia y el grupo petrolero ENI acordaron ayudarlos. El incremento de las hostilidades ha aumentado las preocupaciones en Occidente de que Libia podría convertirse en un Estado fallido y que pueda verse envuelto en una guerra.

En Bengasi, las batallas se han intensificado desde que las fuerzas especiales y unidades regulares de la fuerza aérea dieron su apoyo al general renegado del ejército, Khalifa Haftar, quien lanzó una campaña contra los militantes islamistas atrincherados en la ciudad, hogar de la revolución contra el gobierno de más de 40 años de Kaddafi. "Grupos terroristas que se hacen llamar Fuerzas del Consejo al-Shoura están atacando la principal base militar del gobierno", dijo el coronel Wanis Bukhamada, portavoz de las fuerzas especiales en Bengasi. "Hemos recibido 40 cadáveres hasta el momento", dijo ayer una fuente médica del hospital principal de Bengasi.

Desde el fin en octubre de 2011 del régimen de Kaddafi, luego de ocho meses de rebelión apoyada por los occidentales, las autoridades libias no logran controlar a las decenas de milicias formadas por ex insurgentes que hacen lo que quieren en Libia, ante la falta de un ejército y una policía regular bien entrenadas. Los combates los protagonizan milicias rivales, grupos islamistas y soldados y las fuerzas del general disidente contra y grupos radicales.

Los combates entre milicias rivales se reanudaron ayer a lo largo de la ruta al aeropuerto de Trípoli, después de dejar más de 100 muertos y 400 heridos desde que se iniciaron el 13 de julio. Los cohetes disparados durante esos combates cayeron el domingo en un importante depósito de almacenamiento de hidrocarburos situado a proximidad, provocando un gigantesco incendio.

Ante la impotencia de los bomberos libios para controlar las llamas, en parte debido a los combates, el gobierno libio pidió ayuda a otros países. Según Trípoli, Italia enviará siete aviones de lucha contra los incendios y equipos técnicos, siempre que cese la violencia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS