Edición Impresa

Escándalo en San Lorenzo por múltiples casos de acoso sexual

Empleadas de una empresa contratista del municipio hicieron la denuncia. Acusan a un encargado de turno. La CGT llevó el caso al Ministerio de Trabajo. Audiencia.

Martes 17 de Abril de 2012

San Lorenzo.- El despido de tres empleadas de una empresa concesionaria de la Municipalidad local, quienes denunciaron malísimas condiciones de trabajo y acoso sexual por parte de un supervisor generaron un verdadero revuelo en esta ciudad, máxime porque las denuncias fueron acompañadas por buena parte del plantel femenino de la misma firma. Ante esta situación, el secretario general de la CGT San Lorenzo, José Luis Aguirre, afirmó que la central obrera "acompaña a las compañeras en todo su reclamo y las insta a que hagan la denuncia penal correspondiente ante la Justicia por acoso sexual".

La denuncia llegó al Ministerio de Trabajo, tras una presentación realizada por la misma CGT y el Sindicato de Carga y Descarga, que representa a las trabajadoras. En este marco, seguirá hoy una audiencia de conciliación que comenzó el viernes en la delegación local de la cartera laboral provincial. "Hemos logrado el compromiso de que los tres despidos queden en suspenso y que el supervisor sea separado. Ahora falta que todo quede rubricado en un acta en la audiencia de mañana (por hoy). De lo contrario, vamos a tomar medidas porque esta CGT no va a permitir que se maltrate en su persona y en su honor a ninguna compañera trabajadora".

De hecho, los empleados de la firma comenzaron el viernes una medida de fuerza que continuará hasta mañana, según lo expresó el abogado Andrés Paoloni, miembro del cuerpo jurídico de la CGT y patrocinante de las denunciantes.

La denuncia. Todo empezó cuando las empleadas de la empresa El Paraíso, que se encarga del servicio de barrido y limpieza en las calles de la ciudad, denunciaron en la CGT precarias condiciones de trabajo y el despido de tres de ellas. "Nos contaron lo que pasaba y en ese momento denunciaron con nombre y apellido a un supervisor, a quien acusaron de acoso sexual y de obligarlas a tener sexo para conservar la fuente laboral", sostuvo Aguirre.

Las mismas declaraciones hechas ante la central obrera fueron ratificadas en el Ministerio de Trabajo en la audiencia del viernes, donde participaron unos 12 trabajadores, el titular de la firma y Paoloni, como representante de las denunciantes. En diálogo con LaCapital, el abogado recordó que en esa ocasión "los trabajadores manifestaron un conjunto de reclamos, expresados en distintos puntos. El primero fue denunciar el acoso laboral y sexual que venían padeciendo las empleadas del turno noche, y el segundo, que se dejaran sin efecto los despidos producidos en el último tiempo. Pero después de estos dos puntos esenciales se volcaron una serie de quejas sobre elementos de trabajo, seguridad, remuneración y un conjunto de reclamos que son estrictamente laborales".

El profesional agregó en la audiencia fotos tomadas por las mismas empleadas que daban cuenta gráfica de las "condiciones paupérrimas en las que trabajan". Se espera que hoy la firma se avenga a reincorporar a las trabajadoras despedidas, y por supuesto tome una medida sobre la persona denunciada. "Nos dijo que sería apartada, no sabemos si dejará de trabajar, si será suspendida o si se la cambiará de turno", afirmó Paoloni.

Situación laboral. Por su parte, y con respecto a la situación laboral, Aguirre sostuvo que "estas empleadas trabajan de noche, y dicen que están sobrecargadas en cuanto a la cantidad de calles que tienen que barrer, no tienen baños, muchas veces son llevadas a un lugar público o se ven obligadas a hacer sus necesidades en algún lugar oscuro. No gozan de un día femenino, por lo tanto tienen que trabajar e higienizarse como pueden, y esto no puede continuar así".

La empresa cuenta con 23 empleados, de los cuales 17 son mujeres. El barrido se hace mayoritariamente entre las 19 y las 23, horario en que trabaja el personal femenino. "Las compañeras nos dicen que las hacen barrer 60 cuadras por día y con la cantidad de personal que tienen no les da el tiempo", sostuvo Aguirre. Y con respecto al tema del acoso sexual, fue claro y sostuvo: "Cuando llegaron a la CGT creíamos que era una denuncia por despidos o condiciones laborales, pero cuando argumentaron el tema del acoso sexual nos dimos cuenta de que estábamos ante un caso muy grave. Creemos que no deben dejar de hacer la denuncia penal correspondiente por este tema, y desde la CGT las vamos a acompañar".

Lo cierto es que después de que el tema estallara hubo una audiencia en la delegación San Lorenzo del Ministerio de Trabajo, y por lo menos de palabra hubo un principio de acuerdo que deberá ser refrendado hoy.

"Sufrimos abusos"

Una de las empleadas, que mantuvo su nombre en reserva, relató que “las chicas más jóvenes son las más afectadas con el tema del acoso, y eso está por la vía judicial, pero sí hemos vivido abusos de autoridad y malos tratos; hay un compañero que no escucha bien y muchas veces se lo ha discriminado por eso”.

“Que tengamos que barrer las calles no significa que nos tengan que faltar el respeto”, sostuvo la mujer, y agregó: “Trabajamos en la calle y cuando pedimos ir al baño, se quejan. Somos mujeres y muchas veces tenemos que explicar que estamos indispuestas y que necesitamos ir al baño para que nos crean”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario