Edición Impresa

"Es un premio muy lindo jugar con Federer en Roland Garros"

El tenista porteño Diego Schwartzman disfruta de la chance de enfrentar al suizo tras superar el debut de su primer abierto de Francia. Perdió Argüello.

Lunes 26 de Mayo de 2014

Si para el porteño Diego Schwartzman su primera participación en Roland Garros se convirtió desde ayer en un recuerdo imborrable, la victoria en el debut le dio otro premio: en 2º ronda se verá cara a cara con uno de los más grandes de la historia, el suizo Roger Federer.

"Era mi primer partido en un Grand Slam. Lo gané y voy a meterme en el top 100 y a jugar contra Federer. Es un premio muy lindo", declaró Schwartzman (109º del ranking) luego de vencer al portugués Gastao Elias (181º) por 6/4, 6/2 y 7/5.

Schwartzman no fue el primer argentino en pisar ayer el polvo de ladrillo parisino. Más temprano, otro tenista de los ocho argentinos que participan en el Abierto de Francia, el cordobés Facundo Argüello, perdió en la 1ª ronda, aunque estuvo cerca de sorprender.

Debutante en Roland Garros, y en un Grand Slam, al igual que Schwartzman, Argüello (114º) cumplió una meritoria actuación en la derrota con el checo Radek Stepanek (44º), de 35 años, por 6/7 (8), 3/6, 6/4, 6/3 y 6/2.

Los otros seis argentinos aguardan por el debut (ver aparte), Schwartzman disfruta de este momento. Campeón hace dos semanas del Challenger de Aix en Provence (Francia), el jugador de 21 años surgido del club Náutico Hacoaj dijo que para vencer a Elias fue vital manejar "muy bien los nervios".

Con 1,70 metro de altura, el porteño cumplirá ahora el sueño de enfrentar a Federer (4º), máximo ganador de Grand Slam con 17 títulos, uno de ellos en Roland Garros 2009. El suizo logró el boleto a la segunda fase tras doblegar al eslovaco Lukas Lacko (87º) por 6/2, 6/4 y 6/2.

"Sabía que si ganaba jugaría contra Roger, algo que es un sueño. Voy a disfrutarlo y a hacer lo mejor. Será muy lindo", manifestó Schwartzman.

"Hay que respetarlo por lo grande que es, dentro y fuera de la cancha", dijo con admiración.

Por estas horas, Argüello se lamenta del traspié contra Stepanek, partido en el que llegó a estar arriba 2 sets a 0. "Me sentía a su altura y por un momento pensé que lo ganaba. Pero era la primera vez que competía a cinco sets y eso me jugó en contra", dijo el cordobés.

"Me veía cerca de ganar y fue contraproducente. Uno piensa que está cerca y, en realidad, está lejos", añadió Argüello, que tuvo escasa preparación debido a que necesitó volver unos días a su ciudad natal por un accidente de su padre, del que no quiso dar detalles.

La caída de Argüello fue lógica, como el triunfo de los favoritos que debutaron: Tomas Berdych (6º) a Peter Polansky (135º) por 6/3, 6/4 y 6/4; Milos Raonic (9º) a Nick Kyrgios (160º) por 6/3, 7/6 (1) y 6/3; J. Isner (10º) a P. Hugues Herbert (130º) por 7/6 (5), 7/6 (4) y 7/5.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario