Edición Impresa

"Es irónico no poder filmar historias sobre perder el miedo"

Ante la dramática cancelación del estreno de “The Interview”, con Seth Rogen y James Franco, los “malos” de otros países están en peligro de extinción en el cine.

Domingo 21 de Diciembre de 2014

A Hollywood le encantan los villanos extranjeros, fuerzas malignas de Rusia, China y Corea del Norte han amenazado incansablemente los héroes de la gran pantalla en años recientes. Pero ante la dramática cancelación del estreno de “The Interview”, con Seth Rogen y James Franco, los “malos” de otros países están en peligro de extinción en el cine. Por ahora una película ya se vio afectada.

   “Pyongyang”, una adaptación de una novela gráfica que se desarrolla en Corea del Norte feneció el miércoles después de que la distribuidora Fox abandonó el proyecto y la productora New Regency fue obligada a abandonar sus planes. El director Gore Verbinski (“Piratas del Caribe”) había imaginado el proyecto sobre un animador que va a Corea del Norte a trabajar y es acusado de espionaje como una película que sería protagonizada por Steve Carell.

   “Me parece irónico que se está eliminando la posibilidad de contar historias que demuestran nuestra capacidad para superar el miedo”, dijo Verbinski en un comunicado al sitio Deadline.

   Aunque es posible que otra empresa pueda tomar los derechos del filme, es poco probable que “Pyongyang” llegue a la pantalla. Ni Fox ni New Regency respondieron a las solicitudes en busca de comentarios que se les hicieron, pero Verbinski dijo que la decisión estaba directamente relacionada con el escándalo en Sony.

   La gran pregunta ahora es si se suspenderán más películas o incluso planes ante el surgimiento del miedo de que una amenaza pueda poner en riesgo todo el estreno. Seth Rogen sabía que estaba siendo provocador al incluir al líder norcoreano Kim Jong Un en “The Interview”, pero se justificó diciendo “es sólo una película”. Para los creativos este es un precedente peligroso.

   “¿Estamos ahora en un mundo en el que no tenemos permitido decir que estas son personas malas?”, preguntó el director Judd Apatow en una entrevista con el diario Los Angeles Times. “¿Ya no tenemos permitido hacer una película en la que digamos que el Estado Islámico de Irak y el Levante es el villano? Eso ha ocurrido desde que Charlie Chaplin hizo «El gran dictador». Hay un comportamiento político tan correcto que casi ya no hay villanos. Los comediantes atacan el poder y la corrupción y las cosas que parecen malas”, agregó el realizador. Pero todo mundo sabe que la creatividad no es la única fuerza detrás de lo que eventualmente llega a las salas de cine.

Los intereses comerciales se imponen. Los ingresos en taquilla fuera de Estados Unidos son cada vez más y más importantes y los estudios se han visto obligados a revisar con un microscopio todos los elementos de las tramas para asegurar que no están alejando a una posible fuente de ingreso.

   Se suponía que Corea del Norte era un villano “seguro”. En 2011, los cineastas detrás de una nueva versión de “Red Dawn” cambiaron a los agresores chinos por norcoreanos en la posproducción para que no tuvieran un impacto tan negativo en los ingresos en China, que desde entonces se ha convertido en el principal mercado de cine después de Estados Unidos.

   De “Die Another Day” a “Salt” y “Olympus Has Fallen”, los norcoreanos se habían convertido en los malos para las películas de acción absurdas que no quieren ofender a China, Rusia, o cualquier otro país que quiera verlas.

   “Corea del Norte era vista como una nación granuja y ficticia —su propia mitología simplemente ayudó a que se convirtieran en esto— que podía fácilmente ser convertida en una villana de pantomima”, dijo Simon Fowler, un bloguero y crítico de cine que estudia el retrato de Corea del Norte en el cine.

Y agregó: “Ahora que están comenzando a mostrar sus colmillos se han vuelto menos cómicos”.

   Lo que sigue es muy incierto. Aunque Corea del Norte pudiera ser un gran objeto de parodia, los estudios con muchos intereses económicos, ninguno de los cuales quiso hacer comentarios para este artículo, seguramente tratarán de ir hacia lo seguro.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario