Edición Impresa

Entraron a su casa a pegarle a un tercero y terminó asesinado por balazos y puñaladas

El crimen fue perpetrado en Maradona 900 bis. El fallecido trabajaba junto a su padre y hacía fletes. “Era un buen muchacho y todos lo queríamos” contó ayer por la tarde un vecino.

Domingo 08 de Junio de 2014

Un hombre de 30 años fue asesinado de al menos siete balazos y varios cortes de arma blanca ayer a la madrugada en Maradona al 900 bis, en la zona noroeste de la ciudad. Los hechos se desencadenaron cuando dos personas ingresaron a la casa de Gabriel Acebal persiguiendo a otra persona a quien, una vez adentro de la casa, comenzaron a castigar con violencia.

   La escena había comenzado momentos antes cuando los hermanos Marcelo y Gastón C. tomaron a golpes de puño a Pablo F. y a una chica. Entonces el joven agredido huyó hacia Maradona y se metió en la casa de Acebal, que estaba en la calle. Al observar esta situación, el hombre entró a su casa y echó a patadas a los hermanos C.

   Para ese momento, ya cerca de las 4 de la mañana, comenzaron a llegar a la esquina amigos de los intrusos portando armas de fuego y cuchillos. “Vinieron «Wanchope» y Lautaro y les dieron a los hermanos dos revólveres y todos empezaron a los tiros y a las cuchilladas”, contaban ayer vecinos de esta cuadra del populoso barrio Stella Maris.

   Así se desató una balacera en la cual Gabriel Acebal recibió al menos siete tiros y fue la única víctima fatal.

Discusión. El motivo por el que los hermanos C. atacaron inicialmente a Pablo F. en José Ingenieros y José Ignacio Maradona sería que el muchacho caminaba junto a Cintia, ex novia de uno de los hermanos, en dirección a un negocio.

   En ese contexto se desató una fuerte discusión entre los hermanos y la pareja. Uno de los C. le pegó a Cintia una trompada, Pablo intentó defenderla y esto derivó en la persecución que concluyó dentro de la casa de Acebal.

   “A este pibe Pablo los hermanos ya lo habían baleado hace un tiempo y se tenían pica” comentó un adolescente en el lugar.

   Al parecer, el dúo es muy conocido en el barrio. “Ellos y su familia trajeron la falopa al barrio, inclusive vendían en un búnker de calle La República y tenían otro sobre Maradona”, aseguraron quienes esperaban el cuerpo de Acebal, que fue velado en su propia casa.

   El fallecido trabajaba junto a su padre y hacía fletes. “Era un buen muchacho y todos lo queríamos” contó ayer por la tarde un vecino.

   Efectivos de la División Homicidios y de la seccional 17ª investigan el caso a las órdenes del fiscal Damián Cimino. En el lugar de la reyerta los investigadores incautaron seis vainas servidas de calibre 22 largo. Según declararon testigos se escucharon diez disparos.

Detenidos. Horas después del hecho fueron detenidos en el barrio Cristalería los hermanos Marcelo y Gastón C. Uno tiene 19 años y el otro 17. En tanto, al cierre de esta edición la policía seguía buscando a otros dos cómplices que también participaron de la pelea.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario