Edición Impresa

Entran a una casa de Fisherton, roban dinero y los apresan cuando escapaban

Fue el miércoles a la noche en uan casa cercana al Rosario Golf Club. Dos hombres armados ingresaron a la vivienda con la llave y redujeron al dueño y a su cuidadora.

Sábado 12 de Julio de 2014

La presencia extraña de un Peugeot 206 durante unos 40 minutos frente a un vistoso chalé de Fisherton fue la señal de alarma que llevó a los vecinos a llamar a la policía el miércoles a la noche. Ese dato, además, fue la clave para que dos hombres resultaran detenidos por el asalto al dueño de casa, un ex empresario de 77 años que fue maniatado junto con la mujer que lo cuidaba por dos ladrones que se llevaron un celular y 5 mil pesos tras entrar a la vivienda con las llaves de la propiedad.

Ocurrió el miércoles a las 21.30 en una casa de dos plantas de Morrison y Juárez Celman, frente a las vías y a metros del parque del Rosario Golf Club. Allí vive Humberto B., un hombre de 77 años que fue propietario de una empresa de cristales oftálmicos cerrada en 2009 y que a raíz de sus problemas de salud es asistido por una cuidadora. Los dos fueron sorprendidos por un par de hombres que irrumpieron en la casa sin ejercer violencia.

Según contó un vecino, los ladrones estaban armados, encerraron a la mujer en un cuarto y maniataron al dueño de casa. Finalmente escaparon con el celular de la cuidadora y 5 mil pesos.

"Estamos muy preocupados y asustados, esperando que la policía nos ayude. No sabemos mucho más que ustedes, sólo que hay dos detenidos", dijo una hija de Humberto B. a este diario mientras acompañaba a su padre tras la tensa noche.

Según trascendió oficialmente, los ladrones entraron a la casa con la llave que alguien les facilitó. Pero el vehículo que dejaron frente a la entrada los delató. Es que a los vecinos les resultó extraño ver un auto estacionado varios minutos frente a la casa, con un conductor a bordo, en un horario en que los vehículos suelen estar ya en los garajes y la circulación por allí es casi nula.

Guardia privada. Por eso llamaron a la policía y alertaron a la agencia de seguridad privada que custodia el radio de Morrison, Juárez Celman, Alvarez Condarco y Juan José Paso. Justo frente a la vivienda asaltada hay una garita en la que suele trabajar un custodio, aunque al momento del atraco no había nadie ya que los vigiladores recorren la zona en moto.

Así, uno de los empleados de seguridad llegó a la casa junto al móvil del Comando Radioeléctrico. Según un vecino, los policías le pidieron al custodio que se retire porque los sujetos armados podían estar aún dentro de la casa. Pero fueron recibidos por Miriam F., de 40 años, quien les contó que ella cuidaba al propietario, que los habían asaltado y que los ladrones se habían llevado su teléfono celular y dinero.

Apresados. Los policías salieron a la búsqueda del Peugeot 206 bordó descripto por los vecinos y lo encontraron cerca de allí, por lo que detuvieron al conductor, identificado como Maximiliano Leandro B., de 18 años. El joven llevaba un celular en el que se encontraron mensajes de texto sobre la preparación de un hecho delictivo. El pibe manifestó que él sólo se ocupaba de manejar y señaló que los autores del atraco seguían en la zona.

Según la oficina de Prensa de Jefatura, uno de los agentes "en forma encubierta se subió al vehículo y fue hasta Tarragona y Juan B. Justo, donde un muchacho le hizo señas para que se detuviera y terminó detenido". Se trata de Elías Daniel M., de 20 años, a quien le secuestraron el celular Samsung de la cuidadora de Humberto B. Los dos fueron trasladados a la comisaría 17ª mientras un tercer jóven sigue prófugo. En el auto, además, se encontraron un juego de llaves y cinco precintos plásticos como los usados en el hecho.

De acuerdo a los pesquisas, la llave de la vivienda habría sido aportada a los ladrones por un familiar de una persona que trabaja en la casa. En ese sentido, los vecinos comentaron que la mujer asaltada era una cuidadora reemplazante, a quien Humberto B. había llamado al no poder ubicar a la empleada habitual que se desempeña allí desde hace tres años. El caso quedó a cargo de la fiscal de Flagrancia y Turno Raquel Almada.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS