Edición Impresa

Engañan a un hombre para robarle $ 2 mil

A Héctor S., un hombre de 85 años, le resultó convincente el relato de la chica que el lunes a la tarde lo llamó por teléfono para anunciarle que iría a su casa para entregarle una seña en concepto del alquiler...

Miércoles 01 de Abril de 2015

A Héctor S., un hombre de 85 años, le resultó convincente el relato de la chica que el lunes a la tarde lo llamó por teléfono para anunciarle que iría a su casa para entregarle una seña en concepto del alquiler de un local de su propiedad, en el barrio Echesortu. Un par de horas antes, la misma muchacha y un hombre que la acompañaba ya habían visto el inmueble y se habían mostrado dispuestos a realizar la operación. A la hora señalada, la pareja llegó a la vivienda del anciano. Confiado, el dueño de casa les franqueó el paso. Pero enseguida quedó estupefacto cuando el recién llegado exhibió un arma de fuego, controlaron la situación y se apoderaron de 2 mil pesos y un reproductor de DVD y se esfumaron en un auto.

Héctor S. tiene un local en Mendoza al 4300. En el frente del inmueble un cartel anunciaba que está en alquiler. Al parecer, quienes asaltaron al anciano lo habían leído. Una fuente policial señaló que, a las 17 del lunes, el hombre se reunió con la pareja para mostrarles el lugar que arrendaba y entonces la pareja se mostró interesada en que Héctor S. les cediera el inmueble.

Regreso y final. Dos horas y media después, a las 19.30, el anciano recibió un llamado telefónico de la joven con la que se había entrevistado. “Hola, soy Romina. En un rato me llego hasta su casa para entregarle la seña”, le dijo la muchacha. A esa hora, la pareja tocó el timbre de la casa de barrio Echesortu. “Pasen”, les dijo el dueño de casa a los visitantes creyendo que cerrarían el acuerdo pactado con la muchacha. Pero enseguida comprobaría que su presunción era equivocada. El acompañante de la joven desenfundó un arma y encañonó al anciano. “Esto es un asalto”, voceó el ladrón ante el asombro del dueño de casa, que quedó a merced de la pareja y contempló cómo le robaban 2 mil pesos y un reproductor de DVD.

Poco después, con el botín en su poder los hampones escaparon en un Volkswagen Vento blanco con rumbo desconocido. Héctor S. denunció el atraco al 911 y una patrulla del Comando Radioeléctrico acudió a la casa del hombre asaltado pero no localizaron a los maleantes. Ayer, un cronista de La Capital llegó a la vivienda de Héctor S. para conocer detalles del robo, pero el dueño de casa prefirió no contar el robo sufrido. “No quiero hablar, pero entiendo el trabajo de ustedes”, se excusó el hombre con amabilidad.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario