Edición Impresa

Engañan, golpean y le roban 30 mil pesos a un empresario gastronómico

Los ladrones se llevaron una suma importante de dinero en efectivo y algunos electrodomésticos antes de escapar del lugar, presuntamente en un auto que los esperaba allí.  

Domingo 06 de Enero de 2013

Tres delincuentes armados asaltaron la mañana de ayer a un empresario gastronómico en su casa del macrocentro de la ciudad a la que ingresaron tras engañarlo y golpearlo en la cabeza con la culata de una pistola. Los ladrones se llevaron una suma importante de dinero en efectivo y algunos electrodomésticos antes de escapar del lugar, presuntamente en un auto que los esperaba en las cercanías con otro maleante al volante.

   El audaz atraco ocurrió a las 10.40 de ayer en una casa de dos plantas de Piñero García al 2600, un pasaje que conecta las calles Callao y Rodríguez y que corre paralelo entre San Juan y Mendoza. Allí, según dijeron fuentes del Comando Radioeléctrico, reside junto a su familia el empresario gastronómico Alejandro A. A., de 57 años y origen peruano, quien “tiene la concesión del restaurante de un tradicional club del centro rosarino”, según confiaron los investigadores.

   A la hora indicada, dijeron las fuentes, un hombre joven “vestido con ropas de un correo privado” se anunció a la puerta de la casa y Alejandro A. A. salió para recibir la correspondencia. Pero eso fue sólo una trampa. Enseguida el falso cartero exhibió un arma de fuego y bajo amenazas obligó al hombre a reingresar a la propiedad. Detrás de ellos también entraron otros dos delincuentes armados, según quedó registrado en la denuncia asentada en la seccional 6ª, con jurisdicción en la zona del atraco.

   Con la situación controlada y en una vivienda dónde sólo estaba Alejandro A. A., según el reporte policial, los ladrones amenazaron al dueño de casa y le exigieron la entrega de dinero antes de empezar a revisar palmo a palmo las habitaciones en busca del botín. En un primer momento el hombre se habría negado al pedido de los malhechores, pero un culatazo en la cabeza doblegó su resistencia. De esa manera los maleantes lograron hacerse con 22 mil pesos en efectivo, 1.500 dólares en billetes, una computadora portátil y una consola de video juegos.

Escape y silencio. Con el botín en su poder, los asaltantes escaparon como si nada por la puerta de la propiedad y, según los pesquisas, se habrían subido a un auto que los estaba esperando en las cercanías, presuntamente con un cuarto hombre al volante. En tanto, al empresario agredido tuvieron que trasladarlo a un sanatorio céntrico para ser curado de la lesión que recibió en la cabeza.

   A primera hora de la tarde de ayer nada sabían los investigadores del destino de los ladrones y el dinero. Y cuando agentes de la Policía Científica llegaron a la propiedad del pasaje Piñero García para hacer su trabajo fueron recibidos por la esposa del empresario, quien sólo se identificó como Isabel.

   Casualmente La Capital arribó al lugar en el mismo momento que los pesquisas y fue testigo de como la mujer, visiblemente molesta, sostuvo no saber nada de lo que había pasado horas antes en su casa e impidió que los investigadores ingresaran para relevar huellas. Ante eso, la mujer sólo firmó un acta y los uniformados se fueron del lugar.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS