En voz baja

Encuentro cumbre en el camarín

Diego Torres ya se disponía a salir al escenario para dar un recital de casi una hora en la cena de gala

Domingo 19 de Noviembre de 2017

Diego Torres ya se disponía a salir al escenario para dar un recital de casi una hora en la cena de gala para celebrar los 150 años de La Capital cuando alguien tocó discretamente a la puerta de su camarín. Al abrir, el cantante se encontró con alguien a quien había conocido tiempo atrás cuando dio un show en el Hotel Conrad, en Punta del Este. Aquella vez, entre otros temas, hablaron de fútbol y de Independiente, el club del que ambos son hinchas. El viernes a la noche, en el salón Metropolitano, después de un breve intercambio en el que recordaron aquel momento en el Este uruguayo, el visitante pidió que se sacaran una foto para documentar el encuentro. Y fue así como el abogado rosarino Gustavo "Coco" Feldman posó, muy cholulo, con el hombre que había emocionado con sus canciones a más de 600 invitados a la gala del Decano.

El celular del diputado

Eran más de las tres de la mañana, los invitados a la gala de este diario por su siglo y medio de vida seguían divirtiéndose con la música del DJ Alejandro Pont Lezica y en las casi 60 mesas casi no había nadie. Entre las excepciones destacaba un diputado provincial, hombre fuerte del PRO en la provincia y con mucha llegada a la mesa chica del gobierno de Mauricio Macri. Pero lo que también llamaba la atención es que no dejaba de estar atento a su teléfono móvil, que chequeaba con ansiedad y en el que escribía frenéticamente. Un rato antes había comentado entre un grupo de asistentes a la fiesta que el PRO no propondrá a Roy López Molina como presidente del Concejo, sino a otro edil de la bancada. ¿Habrá estado tejiendo esa estrategia?

De política no se habla

En la misma celebración se lo vio muy relajado a Jorge Boasso. Siguió atento la presentación de un artista del Cirque du Soleil y hasta pareció tararear algunos temas de Diego Torres. Después bailó con su mujer un rato largo e hizo un par de raudas incursiones a la barra de bebidas. También se los vio charlar muy distendidos al diputado Federico Angelini y a Emilio Monzó, presidente de la Cámara de Diputados de la Nación. Está claro que la noche se prestaba para dejar de lado la política. Al menos por unas horas.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario