Edición Impresa

En un radio de 12 manzanas detectaron 86 autos abandonados

Fueron trasladados al corralón y la idea es compactarlos. En lo que va del año ya fueron removidos de las calles 500 vehículos.

Jueves 13 de Junio de 2013

En un operativo barrial que la Municipalidad realizó ayer en apenas doce manzanas del distrito Oeste se logró retirar de las calles 86 vehículos abandonados, 35 de los cuales estaban literalmente amontonados sobre el frente y el entorno de la comisaría 19ª, de pasaje Calchaquí al 3500. En lo que va del año ya se removieron más de 500 rodados en desuso que estaban librados a su suerte en la vía pública y constituían una constante preocupación de los vecinos. En unos 15 o 20 días comenzará el proceso de compactación, que permitirá descongestionar los "abarrotados" corralones municipales y llegar este año a unas 1.100 toneladas de chatarra (ver aparte).

Los miércoles y jueves de cada semana, la Municipalidad lleva adelante operativos de control integral en diferentes barrios. El de ayer fue el número 23 del año.

"Se planifican unos 15 días antes, después se recorre el lugar y donde se encuentran vehículos abandonados se intima a los propietarios a que los retiren", explicó el secretario de Gobierno, Fernando Asegurado.

Si no aparece una respuesta, al momento de realizar el operativo el municipio los retira per se. Este año, utilizando unas planchuelas alquiladas que permiten también la remoción de autos que incluso carecen de ruedas.

Lo curioso es que en poco más de cinco meses se retiraron algo más de 500 vehículos de la calles de la ciudad, de por sí un número más que interesante, cuando sólo en un día, y en apenas 12 manzanas de los barrios Triángulo y Moderno (en el radio comprendido por las calles Larrea, Pedro Lino Funes, Garay y Saavedra), el resultado llegó a 86, la enorme mayoría automóviles.

Ningún misterio: la razón es que 35 de esos rodados despejaron por fin los atiborrados alrededores de la seccional 19ª (cuyo nuevo edificio se encuentra actualmente en construcción). "Hacía muchísimos años que no se tocaba ese lugar y esa era una demanda fuerte de los vecinos", dijo tras el operativo el subsecretario de Prevención y Seguridad Ciudadana, Luis Baita.

Esos 35 rodados se distribuyeron entre los depósitos judicial y policial, y el corralón municipal oeste (Presidente Perón al 7900), donde ya hay unos 450 autos y "miles" de motos, señaló Asegurado. Otros 27 vehículos en estado de abandono fueron retirados de las calles por sus propios dueños.

Todos los frentes. Pero la remoción de autos viejos y chatarra fue sólo una de las actividades que encaró ayer el operativo de control integral del municipio, del que participaron unos 60 agentes de doce reparticiones municipales y el centro del distrito oeste, junto a personal policial.

Entre otras tareas, también se repusieron luminarias, se realizaron trabajos de bacheo, zanjeo, escamonda y control de vectores, se inspeccionaron comercios y los equipos sanitarios tomaron contacto con los vecinos para la promoción de la salud.

Baita detalló que, además, se detectó e incautó un remís trucho y se demoró a un chico de 16 años que estaba conduciendo una moto a contramano.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS