Edición Impresa

En un fallo histórico, la Justicia de Nueva York rechazó un pedido de los fondos buitres

Los acreedores habían reclamado que se levantara una orden cautelar y se pagara de inmediato 1.300 millones de dólares a la Argentina. El próximo vencimiento es en diciembre.

Sábado 02 de Noviembre de 2013

La Corte de Apelaciones de Manhattan, en los Estados Unidos, rechazó ayer un pedido de los fondos buitres para levantar una orden cautelar que les impide el cobro inmediato de 1.300 millones de dólares a la Argentina. De esta forma, el gobierno nacional podrá seguir cumpliendo sus compromisos asumidos sin riesgo de embargo. El próximo vencimiento es en diciembre cuando deben cancelarse 199 millones de dólares.

Se trata de un nuevo capítulo del largo enfrentamiento judicial que el país mantiene con acreedores de la deuda en default que rechazan ingresar al canje y buscan cobrar el 100 por ciento de sus tenencias.

El 27 de octubre último, el gobierno nacional había presentado a la Corte de Apelaciones del Segundo Circuito de Manhattan su rechazo a la exigencia de levantar el "stay", que aún sigue vigente.

El pedido de levantar la cautelar fue solicitado el 15 de octubre por los fondos buitres NML Capital Ltd, de Elliott Management Corp y Aurelius Capital Management LP.

A fines del año pasado, esos fondos obtuvieron una sentencia para que la Argentina les abone 1.330 millones de dólares por los bonos que aún se encuentran en cesación de pagos.

Pero la Corte de Apelaciones dictó una cautelar a la espera de la resolución de la Corte Suprema, que debe decidir si toma o no la revisión del litigio entre la Argentina y los fondos buitres.

De esta forma, la Argentina va a poder cumplir con el normal pago de sus vencimientos de deuda, y esperará hasta la resolución final del juicio en la Corte Suprema de los Estados Unidos.

Según el texto, "se ordena que el recurso de pedido de nulidad del «stay» es denegado", indicó la Cámara.

La orden, de dos páginas de extensión, está firmada por la secretaría de la Cámara, Catherine O"Hagan Wolfe y da cuenta de sucesos recientes en relación al juicio.

"El 23 de agosto de 2013, la Corte emitió una resolución que afirma la sentencia del Tribunal de Distrito; en esa misma decisión, el Tribunal dictó una suspensión de las medidas cautelares hasta la resolución de una petición oportuna ante la Corte Suprema de un recurso de certiorari", recuerda la orden, sobre el segundo fallo emitido acerca de la fórmula de pago del juez Thomas Griesa.

El recurso de la apelación aún no ocurrió, porque debe ser solicitada por parte de la Argentina ante la Suprema Corte.

La Argentina no solicitó apelación del segundo fallo debido a que aún se encuentra en la instancia apelatoria en el tribunal inferior, la misma Cámara de Apelaciones que emitió ayer la decisión de no innovar con la medida cautelar.

Los amigos y los enemigos. Un día antes de que se conociera este fallo, Elliott Management, encabezado por Paul Singer afirmó —en una carta a sus inversores— que mantiene la expectativa de lograr "una resolución de consenso" del conflicto.

Versiones periodísticas indican que ese fondo, sumado a la reapertura del canje de deuda que aprobó el gobierno nacional, le permitiría a los llamados "holdouts" llegar a un acuerdo extrajudicial que desactive el peligro de un default técnico del país.

Según trascendió, los fondos con bonos surgidos de los canjes de deuda de 2005 y 2010 podrían generar un aporte de fondos dirigido a los fondos buitre. Esta iniciativa estaría encabezada por el mexicano David Martínez, dueño del fondo Fintech Advisory, quien al mismo tiempo es el socio minoritario (40 por ciento) y enemigo de Clarín en Cablevisión, y el fondo Gramercy, de Robert Koenigsberger. Ambos fondos también fueron clave recientemente para que Argentina cerrara el acuerdo con 2 de 5 empresas que litigaban contra el país ante el Ciadi, ya que les compraron la deuda, para después cerrar con el gobierno un canje del pasivo por bonos y una quita de 45 por ciento de intereses y 25 por ciento de capital.

Es mismo esquema que ahora intentan Fintech y Gramercy con los buitres encabezados por Singer.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS