La Ciudad

En solo un mes, casi se cuadriplicó la cantidad de casos diarios en Rosario

En los últimos 30 días, los contagios informados por jornada crecieron de 125 a 447. Centro y noroeste, las zonas más calientes.

Jueves 08 de Abril de 2021

La llegada de la segunda ola es una realidad, y las cifras a nivel local lo demuestran con claridad. En el último mes, se cuadruplicó la cantidad de casos diarios en Rosario. El viernes 5 de marzo el municipio informó 125 positivos, mientras que ayer se registraron 447 nuevos casos, casi cuatro veces más. Aún lejos del récord de 1.375 personas infectadas del 20 de octubre de 2020, la cifra de todos modos preocupa por la aceleración que está mostrando la curva en la ciudad.

Si bien el centro sigue siendo la zona con mayor cantidad de casos, el distrito noroeste está empezando a concentrar cada vez más contagios. Según el informe de la Secretaría de Salud del 5 de marzo, el centro tenía 747 casos activos, el noroeste 513, el oeste 436, el norte 392, el sur 415 y el sudoeste 395. El 12 de marzo, el centro tuvo 857, el noroeste 517, y el resto apenas arriba de 400. El 26 de marzo, el mapa de calor ubicó al centro en 895, el noroeste 593, el oeste 512 y el resto alrededor de 450. En tanto el 5 de abril, el centro registraba 978, el noroeste 763, y los otros cerca de 500.

“Estamos preocupados por la situación. El incremento de los casos hace que seamos muy cautos”, expresó Marcela Vera Blanch, jefa del Servicio de Infectología del Hospital Provincial. Entre las razones del estado de alerta, mencionó las nuevas variantes que han ingresado a la ciudad y la provincia: “Son más contagiosas, pueden infectar a personas que ya han tenido Covid y vacunadas, como está pasando entre el personal de salud. Estas nuevas variantes tienen la capacidad de eludir la capacidad de respuesta del sistema inmune adquirida previamente”, aclaró, y señaló que “el sistema sanitario claramente se resiente en su capacidad de respuesta cuando crecen los casos”.

Vuelta atrás

La integrante del comité de expertos que asesora a la provincia se mostró a favor de las restricciones que Nación anunció ayer, y que se implementarán en acuerdo con los gobernadores, entre las que se incluye la limitación de la movilidad nocturna entre las 24 y las 6 de la mañana, la suspensión de los viajes de egresados y cierre de los locales gastronómicos a las 23. “Al no juntarnos disminuye la circulación viral y la capacidad de transmitir y contagiar personas”, analizó.

En los entornos cerrados es donde se contagian las personas, porque el virus no solo va por gotas cortas, sino que queda suspendido en el ambiente. Por eso estamos haciendo mucho hincapié en la ventilación y en no hacer reuniones fuera de la burbuja de la casa, del entorno familiar. El talón de Aquiles de esta enfermedad es que contagia cuando no se tiene síntomas”, especificó.

En este marco, dijo que el Estado “asume conductas que no son simpáticas, pero serán importantes para cuidar la salud. Nuestros jóvenes deben tomar conciencia de que pueden enfermar, y gravemente. En Brasil no solo se está ocupando las camas de terapia intensiva con gente mayor o vulnerable, sino también por jóvenes”, advirtió.

En la ciudad, el sistema de Salud aún muestra cifras alentadoras: el nivel de camas ocupadas de terapia intensiva en el sector público está en el 75 por ciento, principalmente como consecuencia de todas las patologías que no se pudieron atender el año pasado y que repercutió durante el verano. En el privado hay un poco más de disponibilidad, está en un 60 por ciento. “Pero el sistema de salud es un sistema finito que se resiente, por eso hay que cuidarlo”, alertó. En cuanto a la campaña de vacunación, la médica infectóloga dijo que cree que en la provincia “se ha trabajado muy bien en base a la disponibilidad mundial de dosis. Lo que tenemos se da con mucha responsabilidad”, insistió.

Sobre el futuro cercano y la posibilidad de una marcha atrás más fuerte ante la llegada de la segunda ola, Vera Blanch subrayó que “está en el poder del Estado la determinación de tomar decisiones drásticas si en un momento dado la capacidad del sistema de salud se colapsa, que no es lo queremos”.

En ese sentido, recordó que "el año pasado tuvimos el agua al cuello, al llegar en octubre al 98 por ciento de tasa de ocupación de las terapias intensivas”. Por el momento, apeló a las medidas de contención dispuestas y al entendimiento de la población: la ventilación en un lugar primordial ante la llegada de bajas temperaturas, la higiene de manos, mantener la distancia, y el uso correcto del barbijo que tiene que tener dos o tres capas y ajustar bien la nariz y la boca. “Hay gente que todavía no usa bien el tapabocas. Son medidas simples para combatir el virus, cosas fundamentales que todavía no hemos entendido”, indicó la jefa de Infectología del Provincial.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario