Edición Impresa

En sólo un año hubo 43 muertes en un tramo dañado de la autopista que va a Buenos Aires

Un estudio basado en datos del Occovi revela que durante 2013 se produjeron más de 800 accidentes del kilómetro 73 al 278. A través de un proyecto pedirán a la Legislatura nacional la reparación integral de ambos carriles del problemático trayecto.  

Miércoles 30 de Abril de 2014

El Congreso de la Nación tendrá para su estudio en los próximos días un proyecto que postula la reparación integral de un tramo dañado de poco más de 200 kilómetros de la autopista a Buenos Aires, entre Rosario y Campana, en el cual se registraron estadísticas escalofriantes: sólo en 2013, murieron allí un total de 43 personas en más de 800 siniestros viales en los que la velocidad fue el factor decisivo.

El autor de la iniciativa es el diputado nacional por el GEN Fabián Peralta, quien estimó que la presentará este lunes, una vez que reúna más firmas de adhesión de sus pares. El legislador aclaró que el pedido corresponde exclusivamente para las dos manos del trayecto que va del kilómetro 73 al 278, cuyo estado, a su criterio, "es una vergüenza". Reconoció que si bien la firma concesionaria de la traza realiza arreglos en forma permanente, éstos "no son la sirven, no solucionan el problema".

El proyecto, que según Peralta ya está listo para ser presentado en la Cámara baja, se fundamenta en un estudio sobre los accidentes viales ocurridos el año pasado sobre ese tramo de 205 kilómetros de extensión de la autopista, basado en información suministrada por el Organo de Control de Concesiones Viales (Occovi).

Números. "El primer dato relevante tiene que ver con la cantidad de siniestros que en el tramo aludido llegan a 839, los cuales ocurrieron con una regularidad que se mantiene durante todo el año, exceptuando el mes de enero en el que se incrementan. En éstos participaron 938 vehículos de los cuales 356 (38 por ciento) fueron camiones: es decir casi 4 de cada 10 vehículos involucrados eran de gran porte", observó el diputado.

En tanto, 509 automóviles participaron de los accidentes analizados, además de 50 motocicletas y 23 ómnibus.

En ese sentido, Peralta subrayó que si bien la cantidad de accidentes durante 2013 fue menor al año anterior cuando hubo 950, "lamentablemente se incrementó el número de víctimas fatales ya que en 2012 fueron 38 y el año siguiente 43. En total hubo 719 heridos y de éstos, 147 graves. La velocidad sigue siendo un factor decisivo y es un aspecto en el que faltan controles", denunció.

A la hora de analizar el tipo de siniestros ocurridos en el trayecto en cuestión, los datos del Occovi revelan que la mayoría se produjeron por vuelcos (44 por ciento), le siguen los choques por alcance (27 por ciento), luego por objetos sobre la calzada y animales sueltos (12 por ciento), entre otras causales. Sobre ésta última mencionada, el legislador dijo: "Estamos convencidos de que una mayor presencia de la empresa concesionaria podría disminuir ese porcentaje".

En menor medida, y en orden de importancia, los datos del Occovi indican que los siniestros de 2013 entre el kilómetro 73 y el 278 de la autopista se produjeron por roces laterales, despistes, choques contra las barreras de contención y también contra objetos fuera de la calzada, accidentes con ciclistas involucrados, y entre los de menor cantidad son los que se produjeron en diagonales y en forma frontal.

Por otra parte, el diputado consideró que "este gobierno que critica y pretende alejarse del menemismo ha mantenido y profundizado el sistema de peajes, que son piquetes legales: sólo pagamos para pasar sin recibir ningún servicio a cambio. Son un impuesto al tránsito", protestó.

Tercer carril. Además del pedido de reparación integral del trajo de la autopista entre Rosario y Campana, Peralta insistirá para que en la Legislatura se trate el proyecto de ley —también de su autoría— presentado el año pasado "para construir un tercer carril que mejore los niveles de seguridad", señaló Peralta.

El diputado nacional no duda que anexar una mano más a la traza que une Rosario y Buenos Aires "sería la solución definitiva o la más adecuada". La iniciativa "nunca se debatió porque la mayoría oficialista no le dio cabida. No hay voluntad política, no hay interés en resolver esta problemática".

Mientras tanto, "pedimos que por lo menos se repare ese tramo de unos 200 kilómetros que es el más conflictivo, además de insistir en una mejor educación vial y en controles y sanciones mucho más efectivas", remató.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario