Edición Impresa

En Santa Fe la mortalidad materna se redujo a la mitad entre 2001 y 2012

En la provincia se pasó de 4 fallecimientos por cada 10 mil nacidos vivos en 2001 a 2 en 2012, lo que representó ese año en la provincia 10 decesos, de los cuales uno fue por un aborto inseguro.

Sábado 28 de Septiembre de 2013

Los índices de mortalidad materna que revelan las muertes de mujeres ocurridas por causas relacionadas al embarazo, el parto, el puerperio y abortos inseguros vienen descendiendo en Santa Fe desde el 2001.

En efecto, en la provincia se pasó de 4 fallecimientos por cada 10 mil nacidos vivos en 2001 a 2 en 2012, lo que representó ese año en la provincia 10 decesos, de los cuales uno fue por un aborto inseguro.

Estas cifras ubican a la provincia por debajo de la media nacional, donde la tasa aún es de 4 muertes por cada diez mil nacidos vivos.

Ese descenso tuvo su correlato en la baja en la cantidad de muertes y complicaciones por la interrupción de embarazos. Sin embargo, el director provincial de Políticas de Género del Ministerio de Salud, Daniel Teppaz, dejó en claro que "eso no significa que se realicen menos abortos, sino que la baja se produce a partir de múltiples factores como la apertura a la problemática y el trabajo desde el Estado para resolver los abortos no punibles, y la circulación de información sobre los llamados «abortos medicamentosos», que les da a las mujeres la posibilidad de decidir con mayor independencia y disminuyendo las posibilidades de infecciones".

El índice de mortalidad por causas obstétricas da cuenta del número de muertes de mujeres mientras están embarazadas o dentro de los 42 días siguientes a la terminación del embarazo. En la provincia ese número se redujo a la mitad entre 2001 y 2012, mientras que en el país no sólo se ubica en 4 muertes por cada diez mil nacidos vivos, sino que además se encuentra lejos del objetivo planteado por la Organización Mundial de la Salud, de reducirse a 1,3 para el 2015.

Si bien disminuyó tanto a nivel nacional como provincial, el aborto sigue siendo una de las principales causas de muerte materna. En Santa Fe se registraron en 2010 diez fallecimientos y uno fue a causa de un aborto, y en 2012 se registró otra muerte. Pese a estar penado, se estima que 460 mil mujeres recurren al aborto cada año en todo el país, el Observatorio de Salud Sexual y Reproductiva estima que entre 80 y 100 la cantidad de muertes anuales por interrupción de embarazos, y Amnistía Internacional calcula en 60 mil el número de mujeres que deben ser asistidas por complicaciones postabortos.

Políticas. El director de Políticas de Género e Interculturalidad en Salud refirió que "descendió en un 40 por ciento el número de mujeres que ingresa a hospitales con complicaciones posaborto", pero enseguida aclara que se trata de múltiples factores los que inciden en esos números y aclara que "no significa que no se hagan abortos".

"La apertura al problema del aborto, la respuesta a los casos de aborto no punibles, la despenalización institucional de las mujeres, y la atención adecuada y amigable a quienes ingresan con complicaciones posaborto hace a las políticas que se pusieron en marcha desde el Estado, pero además a la discusión del tema y la circulación de información por parte de las organizaciones no gubernamentales hace que las mujeres tengan acceso a conocimiento para resolver estas situaciones", remarcó.

Teppaz se refirió a los "abortos medicamentosos" a través de la droga misoprostol , y apuntó que "el conocimiento de las mujeres de esta posibilidad les da la chance de decidir con autonomía, y al ser un método donde no se instrumenta sobre la mujer, las posibilidades de infección son casi nulas". Resaltó que "los casos de abortos no punibles se resuelven en el primer nivel de atención", e hizo hincapié que en las situaciones de embarazos no deseados "se trabaja en la reducción de daños, se acompaña a las mujeres y se las las informa".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS