Edición Impresa

En pleno centro, varios edificios llevan más de dos días sin luz

El sábado los vecinos cortaron Buenos Aires y Rioja durante más de cinco horas. El servicio se repuso, pero al rato volvió a interrumpirse.

Lunes 04 de Febrero de 2013

Cansados de ir y venir con baldes de agua, de bajar o subir varios pisos por la escalera y de tirar los alimentos que guardaban en la heladera, pero sobre todo de no encontrar respuesta a su reclamo, los vecinos de Buenos Aires al 800 llevarán su protesta hoy temprano hasta las oficinas de la Empresa Provincial de la Energía (EPE). Razones no les faltan: ya van a cumplir más de dos días sin luz ni agua.

El sábado pasado los habitantes de unos cuatro edificios de la manzana comprendida por Buenos Aires, Laprida, Córdoba y Rioja cortaron la calle desde las 9.30 hasta las 15 para denunciar que llevaban 27 horas sin servicio. El reclamo fue atendido, la energía se repuso esa misma jornada alrededor de las 15. Sin embargo, el alivio duró poco: a las 22 volvieron a quedar a oscuras.

Otra vez, los operadores del área de reclamos de la empresa recibieron las quejas de los damnificados. Y la respuesta llegó recién ayer por la tarde, minutos antes de las 18, pero esta vez fue aún más breve: tuvieron luz durante apenas 20 minutos y, al menos hasta el cierre de esta edición, el servicio no se había repuesto.

"Realmente ya estamos cansados", se quejaba ayer Marcos Amarillo, uno de los vecinos de Buenos Aires 980, un edificio de 10 pisos, con tres departamentos por planta, donde conviven unas 30 familias.

"Como saltan las dos fases no andan los ascensores ni hay agua corriente. Es muy problemático el tema, ya que hay algunos vecinos que hace dos días que no pueden salir de sus casas y los tenemos que ayudar subiéndoles agua", advirtió el hombre y señaló que en la misma cuadra "hay un geriátrico que tampoco tiene luz".

Más quejas. Fernando Bonato vive en el mismo edificio de Buenos Aires y Córdoba. Con su mujer y un bebé, el sábado a la noche se refugiaron en un hotel y ayer buscaron alivio en la casa de un familiar. "Con la nena no podemos estar sin luz y sin agua. Sin usar el baño, bañarnos o hervir la mamadera", apuntó y recordó que el verano pasado también sufrieron reiterados cortes.

Ayer, los vecinos pusieron todos estos padeceres por escrito en una nota que entregarán hoy en las oficinas de la Empresa Provincial de la Energía. "Lo que queremos, por lo menos, es saber por qué se producen los cortes, cuáles son las obras necesarias para solucionarlos y cuándo las van a realizar", apuntaron.

Es que, señalan, con cada reclamo llegan distintas explicaciones. "Primero nos dicen que el problema son los fusibles, por eso los cambian, después nos indican que el tema es un cable que se recalienta, que ya lo van a arreglar, o que no lo arreglan porque no tienen gente. En síntesis: nadie nos da una respuesta", apuntó Amarillo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS