Edición Impresa

“En ningún lugar me sentiré mejor que en Newell’s”, confesó Maxi

Maxi Rodríguez habló ayer en rueda de prensa y confirmó oficialmente que se quedará en el Parque. Lla Fiera habló de autocrítica y afirmó que “fueron seis meses de regulares a malos".

Jueves 04 de Diciembre de 2014

Autocrítica ciento por ciento. Sinceridad plena. Palabras claras. Sin dobles discursos o frases hechas para salir del paso. Maxi Rodríguez no anduvo con rodeos en la exposición ayer en conferencia de prensa, en la que dejó sentado que no se moverá del Parque. “No voy a estar en ningún lado mejor que en Newell’s”, sostuvo con firmeza para dejar bien clara la determinación y, de esa manera, despejar las ofertas y sondeos que recibió en el último tiempo. Dentro de las frases que resonaron en Bella Vista, la Fiera habló de autocrítica y afirmó que “fueron seis meses de regulares a malos, porque no alcanzamos las metas”, que “hay muchas cosas por corregir” y que los directivos también deben hacer su parte, de Gallego dijo “no lo conozco. El que venga debe hacerlo para sumar” y que “el técnico que venga debe marcar la línea, nosotros no vamos a manejar nada”.

   “De todas las metas que nos pusimos en el arranque del torneo no se cumplió ninguna. Fueron seis meses de regulares a malos, porque pensábamos en alto. Hay que despedirse de local con un triunfo ante la gente para regalarle a Lucas (Bernardi) en su último partido. Ganar por nosotros mismos para darle una alegría a los hinchas que nos acompañaron siempre”, analizó la Fiera ayer pasado el mediodía en el predio luego de la segunda práctica rojinegra en la previa al último juego de 2014.
  —Días atrás dijiste que necesitaban que se termine el semestre lo antes posible. ¿Fue difícil esta semana en la que se anunció que el DT no seguía?
  —Cuando no peleás por algo se hace complicado entrenar y jugar. Uno va viendo el grupo, los jugadores, por eso dije eso. Hay que esperar que termine para cambiar el chip y meternos de lleno en la pretemporada y el próximo torneo. Después habrá que hacer un análisis de lo que se hizo bien y mal, corregir muchas cosas. Nos jugaron en contra las lesiones. Esperemos que el próximo no pase lo mismo.

Somos conscientes de lo que dio cada uno y al nivel que estuvo. Hay muchas cosas por corregir.
  —Días atrás Lorente informó que seguías.
  —Nunca dije que me quería ir. Había ofertas. Me sentía contento de las cosas que me llegaban, pero no voy a estar en ningún lado mejor que acá. Esta es mi casa y tengo el cariño de la gente. No hay nada más lindo que te ovacionen y los compañeros te quieran. Este es un grupo bárbaro, pero no es lo que esperábamos estos seis meses.
  —También mencionaste que tuviste ofertas y que debías hablar con los dirigentes. ¿Las dudas que tenías las pudiste zanjar con ellos?
  —Sí. Lo que debemos hacer es estar en diálogo permanente. Guillermo (Lorente) fue el que me llamó para volver y se lo voy a agradecer siempre porque cumplí mi sueño de salir campeón. Ellos son dirigentes y hay cosas por corregir; nosotros también lo debemos hacer. El nivel no fue el mejor. Mi familia me preguntaba si me iba. En ningún momento dudé. Me junté más seguido con los directivos para corregir cosas por el bien de la institución.
  —Dijiste que había diferencias con dirigentes y reclamabas cambios. ¿Qué cosas deberían cambiar o qué pretenden como equipo?
  —Como equipo tenemos que ganar y demostrar que somos buenos dentro del campo de juego. Después lo que se habla queda en cuatro paredes. Hay cosas por corregir de arriba como nosotros también debemos hacerlo. Debe haber autocrítica. Nosotros como jugadores la tenemos.
  —Para la próxima temporada habrá un nuevo cuerpo técnico y todo indica que será Gallego. ¿Qué relación tenés?
  —No lo conozco. Sea el que sea tiene que venir a sumar. Acá nadie es más que nadie. El que venga debe sumar y nosotros estar a disposición de ellos. Eso está claro.
  —Gallego tiene un libreto como entrenador. ¿Ustedes están dispuestos a replantear formas de juego o deberán adaptarse a lo que pida?
  —El jugador se adapta a lo que quiere el DT. Después hay que ver. Estamos hablando de una persona que no se sabe si será el técnico. Se verá lo que quiere. El sistema también lo arman un poco los jugadores, te das cuenta lo que tenés para esa idea. Y hay que ser inteligente para ver de qué forma le puede sacar más jugo al futbolista.
  —¿Cómo tomaron el hecho de que hay un técnico trabajando y se habla de otro?
  —No es lo ideal ni lo mejor. Sobre todo porque es una persona del club. No es bueno eso. Hay que tratar de despedirlo con un triunfo porque podría seguir en el club. Es alguien que le hará bien a Newell’s.
  —¿Les molesta que tras la era  Martino se dijera que los que manejaban la situación eran los  referentes y no el DT?
  —Puede molestar porque es faltarle el respeto a los entrenadores. El que manda es el técnico y nosotros debemos acatar las órdenes. El que venga debe marcar la línea, nosotros no manejaremos nada. 

Raggio parará el equipo y se perfila la vuelta de Ponce

Newell’s se prepara para recibir a Lanús, en el último encuentro del torneo, con dos bajas confirmadas y cambio de horario incluido. Ignacio Scocco y Marcos Cáceres no serán de la partida en el juego final de Bernardi, quien dejará el fútbol, y posiblemente Ezequiel Ponce, cuyo pase está siendo negociado en Roma, o Fydriszewski y Cristian Díaz o Corvalán sean los que ocupen estos lugares vacantes. Y la nueva hora establecida por la TV (con autorización de AFA de por medio) es las 17 en lugar de las 18.
  Hoy Raggio tiene programado realizar una práctica de fútbol en la que plantará en cancha el once que tiene en mente para despedirse frente al granate de su cargo como conductor. Newell’s también lo hará frente a su gente en un torneo que no fue el pensado en el arranque y en el que no alcanzó los objetivos trazados, más allá de que matemáticamente aún queda una chance (mínima) de poder acceder a la Copa Sudamericana.
  En cuanto al equipo, la novedad más saliente será si finalmente el DT apuesta a la presencia de Ponce, quien se recuperó de la lesión y estuvo participando de algunos encuentros en la reserva. Sobre todo porque el juvenil está en la mira de Roma y el vicepresidente Jorge Riccobelli se encuentra en Italia iniciando las negociaciones.

Renunció Cicutti

Fabio Cicutti, uno de los grandes  amigos de Gerardo Martino y estrecho colaborador en las divisiones inferiores de Newell’s, renunció a la función que venía realizando en la entidad del Parque. 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario