Edición Impresa

En Nigeria prometen terminar con Boko Haram

El presidente de Nigeria, Goodluck Jonathan, anunció una operación a gran escala para "acabar con la impunidad de los terroristas en nuestros territorios", en un intento por ofrecer garantías a...

Viernes 30 de Mayo de 2014

El presidente de Nigeria, Goodluck Jonathan, anunció una operación a gran escala para "acabar con la impunidad de los terroristas en nuestros territorios", en un intento por ofrecer garantías a los ciudadanos sobre la liberación de 219 estudiantes secuestradas por el grupo islamista Boko Haram. Estos, sin embargo, parecen tener el dominio del territorio y perpetraron una matanza al atacar diversas aldeas.

El presidente sostuvo que había autorizado a las fuerzas de seguridad emplear "cualquier medio necesario" bajo la ley para que Boko Haram sea derrotado. Pero no estaba claro qué tipo de ofensiva podría llevar adelante Nigeria, dado que el norte del país plagado de insurgentes, y se ha encontrado bajo estado de emergencia y operaciones militares durante un año. Pese a esto, Boko Haram pudo secuestrar a más de 250 estudiantes sin mayor oposición el pasado 14 de abril.

"Estoy decidido a proteger nuestra democracia, nuestra unidad nacional y nuestra estabilidad política, desatando una guerra total contra el terrorismo", declaró Jonathan en un discurso televisado. La expresión "guerra total" se empleó por el presidente de Chad, Idriss Deby, tras una reunión de países vecinos de Nigeria celebrada en París a mediados de mes y diseñada para definir una estrategia común contra el grupo islamista. "Con el apoyo de los nigerianos, nuestros vecinos y la comunidad internacional, liberaremos a nuestras chicas y libraremos a Nigeria de terroristas", dijo Jonathan.

El 14 de abril, militantes de Boko Haram tomaron un colegio secundario en la aldea de Chibok y secuestraron a 276 niñas. Según datos oficiales, 57 de las niñas secuestradas lograron escapar.

En tanto, y pese a la retórica del presidente nigeriano, Boko Haram volvió a demostrar su poder de la manera más cruel. Sus hombres mataron a al menos 35 personas en ataques indiscrinados contra tres pueblos del Estado nigeriano de Borno, cerca de la frontera con Camerún.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario