Edición Impresa

En la previa de Reyes también dejarán estacionar en el centro

Este viernes, sábado y lunes habrá horarios autorizados para dejar el auto por Entre Ríos, Mitre y Sarmiento, entre San Lorenzo y San Luis. Ya se evalúan otras fechas.

Martes 30 de Diciembre de 2014

Convencidos de que la liberación del estacionamiento resultó clave en el crecimiento de las ventas navideñas, los comerciantes del centro de la ciudad lograron que la medida se extienda a los días previos al festejo de Reyes. En una reunión mantenida ayer con funcionarios del municipio, se acordó que durante el próximo viernes, sábado y lunes se permitirá dejar el auto en cuadras del área central normalmente vedadas. Y la medida podría repetirse en otras fechas especiales del calendario comercial.

Así se decidió en un encuentro que ayer por la mañana mantuvieron funcionarios de la Secretaría de la Producción de la Municipalidad con referentes de la Asociación Empresaria y de la Asociación de Amigos de la Peatonal Córdoba con el objetivo de evaluar el impacto que tuvo la liberación del estacionamiento y el funcionamiento del tránsito en los días previos a la celebración de la Navidad.

"Desde todo punto de vista, para nosotros fue un éxito", sostuvo sin dudarlo el referente de los comerciantes de peatonal Córdoba y titular de la cadena Sport 78, Nelson Graells. El empresario fue el encargado de elevar el pedido a la Intendencia para repetir la medida en los días previos al 6 de enero.

Por la tarde, desde el municipio se confirmó que la medida se extenderá durante las jornadas del viernes, sábado y lunes. En esos días se podrá dejar el auto en las calles Entre Ríos, Mitre y Sarmiento, entre San Lorenzo y San Luis, donde desde octubre pasado rige la prohibición de estacionamiento para vehículos particulares.

El beneficio se extenderá tanto el viernes como el lunes a partir de las 15, mientras que el sábado la prohibición se levantará a partir de las 9. El domingo el estacionamiento está habilitado.

El secretario de Control y Convivencia del municipio, Pablo Seghezzo, explicó que "la idea es permitirle a todos los rosarinos un lugar para aparcar su auto en el momento de hacer las compras" y remarcó que de acuerdo a la experiencia de la previa navideña "las plazas para estacionar se renovaron con frecuencia y esto permitió que haya una mayor afluencia de gente sobre las peatonales".

Atractivo. Según estimó Graells, la posibilidad de estacionar en esa zona del microcentro en los días previos al 24 fue un atractivo que favoreció la llegada de clientes al centro de la ciudad. "Hubo muchas familias y personas mayores a quienes se les hizo más fácil el ingreso. Además, como había personal policial, inspectores de Tránsito y personal de la GUM, pese a que había más autos se pudo mantener el orden", apuntó.

Y estimó que esos dos factores, facilidad de acceso y operativos de control y seguridad adecuados, fueron clave "para que el centro de la ciudad viviera de lunes a miércoles una verdadera fiesta", sostuvo y advirtió que no sólo los rosarinos se inclinaron a comprar en el corredor comercial más tradicional de la ciudad sino que también se vio "mucha gente del interior, que pudo comprar y pasear con tranquilidad".

El titular de la Asociación Empresaria de Rosario, Ricardo Diab, compartió el análisis. "Evaluamos que el crecimiento de las ventas tuvo que ver con dos factores muy importantes: que muchas personas llegaran al centro con sus vehículos facilitó que llegara toda la familia con mucha comodidad y, además, la variedad de ofertas y la posibilidad de comprar en cuotas con tarjetas", sostuvo.

Para el dirigente, la liberación del estacionamiento para autos particulares en el microcentro no acarreó mayores problemas en el tránsito vehicular.

"Fue llamativa la cantidad de gente paseando y aprovechando las promociones, y en ese contexto la circulación de automóviles o el transporte público no fue caótica", señaló.

Un plan anual. Una vez que concluya el primer mes del año, cuando la ciudad empiece a retomar su actividad normal, los comerciantes del centro volverán a reunirse con un objetivo: elaborar un pedido para flexibilizar la prohibición de estacionar durante algunas jornadas o en fechas especiales.

Si bien aún la propuesta no está cerrada, por ahora gira entre dos puntos. La idea de máxima es que la prohibición de estacionar se extienda sólo de lunes a jueves, exceptuando viernes y sábado para favorecer la llegada de quienes visitan la ciudad para hacer sus compras. De mínima, que el estacionamiento sea libre en ciertas fechas importantes para el comercio de la ciudad, como el Día del Padre, del Niño o de la Madre.

"Es una idea que estamos analizando con los vecinos y comerciantes del centro, con quienes nos vamos a reunir para acordar una propuesta anual", sostuvo Graells y destacó que "por ahora se autorizó la medida en los días previos al seis de enero, el resto se verá en otras reuniones que tendremos a partir de febrero".

Mientras, los comerciantes del centro y sus clientes disfrutarán del permiso que traerán los Reyes.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario