Edición Impresa

En el Día Mundial de la Salud alertan sobre los riesgos de la hipertensión

En el Clemente Alvarez aseguran que la mitad de la población que padece la enfermedad no lo sabe, y que apenas el 18 por ciento la controla asiduamente.  

Domingo 07 de Abril de 2013

Un mayor y más continuo flujo de sangre en las arterias. Esa es una escueta explicación de lo que es la hipertensión arterial, una enfermedad poco atendida por gran parte de la población y no sólo de Rosario. Puede ser letal pero también silente, tres de cada diez personas la padecen a partir de los 35 años pero apenas la mitad lo sabe, y muchísimos menos son los que la tratan y controlan. Hay datos locales, nacionales y mundiales que dan cuenta de todo esto (ver aparte). Por eso hoy, en el Día Mundial de la Salud, se alerta sobre esta patología, la principal causa de muerte en la Argentina. Para hacerle frente, desde hoy y durante toda la semana habrá actividades en todos los distritos de Rosario.

"Tal vez por la hipertensión pueda entenderse que la Calle Recreativa no sólo es una política pública-deportiva sino también sanitaria de esta ciudad, porque estimula la actividad física, una de las medidas más importantes al momento de enfrentar la enfermedad", dijo el secretario de Salud del municipio, Leonardo Caruana.

¿Quién no sabe a esta altura que es saludable calzarse los cortos y las zapatillas, salir a caminar, correr, andar en bici o nadar? Sin embargo, y en favor de la hipertensión, el sedentarismo sigue a la orden del día en gran parte de la población. Y ese factor, junto con el sobrepeso, la alta ingesta de sal, el tabaquismo y el estres no ayudan para nada.

"En todo el mundo occidental existe la misma prevalencia de la enfermedad y en todas las clases sociales. Casi un promedio del 30 por ciento de la población de entre 21 y 65 años sufre de hipertensión arterial, sólo el 50 por ciento sabe que la padece y de ese grupo sólo el 18 por ciento se la trata y controla", asegura el médico Luis Keller, uno de los integrantes del área de Unidad Coronaria del Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca) y trabajador también del sector privado de la salud.

Keller asegura que ingresan por infartos a la Unidad Coronaria del Heca unos 120 pacientes por año. Y que de ese caudal, el 66 por ciento es hipertenso. Tienen en promedio entre 50 y 55 años y en su mayoría son varones. Pero a manera de radiografía agrega que "a mayor edad hay más posibilidades de ser hipertenso, y después de los 70 las mujeres empiezan a serlo más que los varones, porque son más proclives a las enfermedades renales y vasculares". Cuando se le pregunta al médico si el factor genético es preponderante en la patología, dice que "es importante", pero que más lo preocupa el factor "familiar".

"Si la familia come mucho y con mucha sal, es muy difícil que el paciente se controle: no habría que ingerir más de 5 gramos por día de sal (una cucharadita al ras de café). En Argentina se supera ese valor; los alimentos ya la contienen y además, en este país se come mucho pan, uno de los alimentos con más valores de este condimento".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS