Edición Impresa

En diciembre debuta la mediación prejudicial en casos de familia

Además, habrá salas de mediación gratuitas en Rosario y Santa Fe, en el marco de la transformación de los sistemas judiciales para resolución de conflictos.

Lunes 29 de Septiembre de 2014

El gobierno provincial extenderá la mediación prejudicial obligatoria a la materia familia desde el 1º de diciembre próximo, en el marco de la implementación progresiva de los métodos pacíficos de resolución de conflictos.
  Además, está prevista la pronta habilitación de salas de mediación gratuitas para promover el uso del sistema. Esos espacios, dependientes del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos provincial, funcionarán en la sede de Gobernación y en los Centros de Asistencia Judicial (CAJ) de Rosario y Santa Fe.
  “El 1º de diciembre, cuando el sistema cumpla tres años, se extenderá a la materia familia. En la actualidad, los números nos permiten ser optimistas, porque en el marco de la reforma del sistema judicial el 25 por ciento de los casos son resueltos en un ámbito de mediación”, señaló el gobernador Antonio Bonfatti.
  Al respecto, agregó: “Las agencias de mediación son una nueva forma de acceso a la Justicia, una apuesta a que los propios involucrados encuentren una solución guiados por una persona que conoce las herramientas de diálogo, como son los mediadores. Sabemos que es necesario un cambio cultural, pero no tenemos dudas de que debe convertirse en la solución natural, mientras el juicio se convierte en la vía alternativa”.
  “Debemos aprender a escucharnos entre nosotros, zanjar las cuestiones dialogando, y eso es lo que nos ayudan a lograr los mediadores. La mayor cantidad de los conflictos ocurre porque las personas, en muchas ocasiones, opta por un arma en lugar de la palabra”, señaló Bonfatti.

En las aulas. En ese marco, el gobernador adelantó que, a partir de una iniciativa conjunta de los ministerios de Justicia y Educación, los mediadores comenzarán a concurrir a las escuelas para explicar las ventajas del sistema.
  “Nos parece muy importante que los niños y jóvenes conozcan que existe algo llamado sistema de mediación prejudicial, que es un espacio donde las partes en conflicto pueden arribar a un acuerdo y evitar un juicio. Eso implica resaltar el valor de la palabra, la reflexión y el diálogo. Y, en ese sentido, creemos que es esencial para empezar a recuperar la cultura del diálogo”, indicó Bonfatti.
  En la provincia, la promoción y puesta en marcha de la mediación (civil, penal, comunitaria), en tanto métodos para solucionar conflictos, constituye en los últimos años una política pública en el marco de la transformación de los sistemas judiciales.
  En ese sentido, con un promedio de acuerdos de uno cada cuatro casos ingresados, la mediación prejudicial obligatoria se afianza resolviendo conflictos en materia civil y comercial de manera ágil, participativa y eficiente.
  Desde su implementación, a fines de 2011, el sistema viene demostrando celeridad y economía, así como crecimiento sostenido: ya existen 43 centros de mediación en la provincia, 1.102 mediadores matriculados y 19 instituciones formadoras con más de 80 talleres de capacitación realizados. Desde el inicio, se recibió un total de 19 mil requerimientos de mediación y finalizaron alrededor de 13.500.

Alcances. El modelo rige en cuatro nodos (Rosario, Santa Fe, Venado Tuerto y Rafaela) y 24 localidades y funciona en la órbita de la Dirección de Desjudicialización de la Solución de los Conflictos Interpersonales de la Secretaría de Transformación de Sistemas Judiciales.
  El pilar del sistema es la Agencia de Gestión de la Mediación (Agem), que tiene tres oficinas: de Registro de mediadores y comediadores, de Gestión, y de Protocolización de acuerdos y registro de actas.
  Junto a la Agem inaugurada en Rafaela en agosto pasado, ya funcionan otras tres agencias en Rosario, Santa Fe y Venado Tuerto. El próximo paso es extender el modelo al nodo Reconquista, como también las causas que se tramitan en los juzgados colegiados de Familia y Responsabilidad Extracontractual.
  Los mediadores y comediadores son profesionales colegiados (mayormente abogados, pero también trabajadores sociales, psicólogos e ingenieros, entre otros) formados en alguna de las 19 instituciones habilitadas en la provincia.
  Esas personas, al obtener su matrícula, integran el registro que es manejado por el Sistema de Gestión de Mediación. Ante la solicitud de una mediación por parte de un abogado, el sistema sortea a un mediador y lo asigna para intervenir en el proceso.
  Por otro lado, se encuentra la mediación penal, un servicio público que surge como alternativa a la respuesta tradicional a los conflictos penales y adquiere relevancia en el marco del nuevo sistema procesal en vigencia desde el 10 de febrero.
  La misma procura que los participantes solucionen los conflictos con la ayuda de un tercero neutral, experto en la materia, quien los acerca facilitando el diálogo.
  Ese método permite al denunciante ser escuchado de manera activa y voluntaria, encontrar una solución rápida y acorde a su necesidad así como respuestas que curen o alivien las heridas producidas por el delito.
  Para la parte denunciada es la oportunidad de resolver el conflicto, arribando a una solución directa donde su participación activa y voluntaria es fundamental. En tanto, para la comunidad, la mediación penal es beneficiosa porque permite cerrar de manera pacífica y definitiva un conflicto.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario