Edición Impresa

En Central se desgarró Domínguez y Russo tiene nueva preocupación

Nery no estará ante Estudiantes y Vélez, pero además es duda para la semi de Copa Argentina a causa de una pequeña ruptura microfibrilar en el aductor izquierdo.

Martes 04 de Noviembre de 2014

Los estudios por imágenes que le hicieron ayer a Nery Domínguez arrojaron como saldo que el mediocampista de Central padece una pequeña ruptura microfibrilar en el aductor izquierdo. En principio, el cuerpo técnico que lidera Miguel Russo y el cuerpo médico saben que el volante se perderá como base los dos cercanos encuentros: Estudiantes y Vélez. No obstante, los cañones de la prudencia apuntan de lleno para que dé el presente en la semifinal de Copa Argentina frente Argentinos Juniors, pactado para el miércoles 19 en estadio a definir. Aunque las expectativas que hay en torno a su presencia son escasas debido a que, en caso de manifestar una pronta recuperación como antecedente de que nunca se había desgarrado, llegaría con lo justo y el riesgo de resentirse estaría a la orden del día.
  Domínguez se fue del Gigante el pasado sábado a la noche a los escasos 6 minutos de haber comenzado a rodar la pelota ante Rafaela. El volante, que fue infiltrado en la zona intercostal para poder estar frente a la Crema como consecuencia de un fuerte golpe que había recibido en una práctica, debió cederle su lugar en el escenario mayor de Arroyito a Berra por la molestia que acusó en la pierna.
  Con el descanso y medicación durante todo el domingo, ayer cerca del mediodía fue a realizarse un estudio de alta complejidad para constatar el verdadero grado de lesión. Y el parte que trascendió anoche indicó que “Nery tiene una pequeña ruptura microfibrilar”. Según pudo averiguar Ovación, el jugador deberá estar “entre 10 y 15 días afuera”, aunque también es cierto que cada patología depende del mecanismo de evolución que presente el paciente diariamente.
  En este contexto, no sería ilógico pensar que Domínguez puede reaparecer ante el Bicho de la Paternal por Copa Argentina. Aunque también es cierto que Russo no se caracteriza por apurar jugadores tras una lesión, independientemente de los momentos deportivos que acuse su equipo. Por eso se tomarán los recaudos y sentido común que amerita la ocasión para ver si lo recuperan para la semifinal.
  Mientras tanto, el jugador comenzó ayer mismo con la rehabilitación, que consistió en pequeños masajes, hielo y medicación. Si bien se mostró dolorido, la realidad es que ese síntoma suele aparecer a las escasas horas de haberse producido la lesión.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario