Edición Impresa

En apenas un mes hubo unas 20 amenazas de bomba en escuelas

Sólo en el último mes, la policía realizó unos 20 operativos por amenazas de bomba en diferentes instituciones educativas. Sin embargo, el jefe de la Brigada de Neutralización de Explosivos...

Jueves 30 de Mayo de 2013

Sólo en el último mes, la policía realizó unos 20 operativos por amenazas de bomba en diferentes instituciones educativas. Sin embargo, el jefe de la Brigada de Neutralización de Explosivos, Sergio Ojeda, aseguró que "se repiten todos los años sobre la época de exámenes" y detalló que incluyen "tanto a escuelas secundarias como primarias, públicas y privadas".

En algunos de los últimos casos, las denuncias ocurrieron en varias oportunidades en pocos días. Así, el Instituto Politécnico (Pellegrini 250) debió ser evacuado cuatro veces en sólo dos semanas, por lo que las autoridades establecieron un plan de trabajo con los alumnos para evitar este tipo de situaciones (ver aparte).

Recurrente. La Brigada destá integrada por 16 personas que cubren las 24 horas y, para esta época del año, las alertas ya están previstas e incluso protocolizadas.

"Tenemos en cuenta estas denuncias. Se trata de situaciones que suceden siempre en esta época del año y, como estamos a fin de trimestre en las escuelas secundarias, aparecen en forma más recurrente", detalló el jefe de Explosivos, quien contabilizó alrededor de 20 falsas bombas en el último mes.

Una de las últimas se dio en el Instituto Politécnico Superior General San Martín, dependiente de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), pero no fue el único establecimiento. Este mes, en el Normal N 1 hubo más de una amenaza en apenas una semana y la ex Técnica 5, el Normal 2 y el Colegio del Sol tampoco quedaron exentos de estos episodios.

En todos lados. El comisario indicó que la mayoría de las situaciones de este tipo se producen en escuelas secundarias, sin embargo aclaró que "los episodios se han dado en primarias e incluso en algunas facultades de la universidad".

Además, destacó que los hechos ocurren "tanto el ámbito de la educación pública como privada, nadie queda afuera".

Protocolo. Si bien en el último tiempo la mayoría de las denuncias llegan a través del sistema de emergencias 911, Ojeda explicó que muchas veces los llamados ingresan directamente a la sección o bien a través de las comisarías. "Una vez recibida la comunicación, estamos totalmente protocolizados para atender la situación de manera rápida, eficiente e intentando generar la menor alarma posible en la comunidad", detalló el referente policial.

Según puso de manifiesto, lo primero que se hace es cortar el tránsito vehicular frente al establecimiento, evacuar a todas las personas del lugar y ya con la llegada del personal técnico de la brigada se revisa y chequea el edificio, punto por punto.

"Se habla primero con las autoridades, se consulta a los docentes si han detectado alguna situación o bulto extraño en el lugar e incluso se les pide que acompañen a los efectivos en parte de la recorrida porque son quienes conocen el funcionamiento de los edificios", detalló el comisario y agregó que "una vez chequeado todo el edificio, recién se determina la falsedad de la denuncia".

"Estas amenazas son siempre de bombas falsas y lo único que buscan es lograr salir del aula", indicó Ojeda, que enseguida aclaró: "Eso no condiciona para nada nuestro trabajo ni tampoco lo relaja y, aunque estamos preparados para atender la situación en caso de que se trate de una denuncia real, agradecemos siempre que todos los casos sigan siendo sólo travesuras".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS